¿Cae interés de inversores por los BRICs?

Se cae el BRIC del mapa de inversiones.

La sigla, que significa Brasil, Rusia, India y China, donde las acciones subieron un 424 por ciento en el curso de la década que finalizó en 2010, apareció en muy pocas notas del mes pasado, desde noviembre de 2008, según los datos recabados por Bloomberg. En diciembre, la búsqueda “BRIC” en Google cayó a su mínimo en siete años, mientras que los fondos comunes que invierten en los mercados emergentes más grandes tuvieron salidas de capital en 46 de las 47 semanas pasadas.

La euforia inversora se volvió apatía después de que las cuatro economías crecieron a la tasa más baja desde 2009 y el índice MSCI BRIC quedó detrás de los mercados mundiales por tercer año consecutivo. Esta semana, el hombre al que se le ocurrió el nombre de BRIC -Jim O’ Neill, de Goldman Sachs Group Inc.- anunció que se jubilaría.

“Parece que los inversores, sin duda de los que siguen tendencias, perdieron el interés”, dijo O’Neill, quien este año dejará la silla de la presidencia del directorio de la unidad de gestión de activos de Goldman Sachs, después de haber trabajado cerca de 18 años para el banco neoyorquino, durante una entrevista telefónica que se realizó el 5 de febrero.

O’Neill, de 55 años, usó el neologismo en un informe de investigación que preveía el aumento de la participación de los países en la economía mundial. Dos años después, sus pares de Goldman Sachs calcularon que para 2050 las naciones podrían sumarse a Estados Unidos y Japón en el podio de las economías más grandes del mundo.

“Cual ladrillo”

La perspectiva alcista demostró ser clarividente cuando los países del BRIC crecieron a una tasa anual promedio del orden del 6,6 por ciento desde 2001 hasta 2010, casi el doble de rápido que la economía mundial, según el Fondo Monetario Internacional en Washington. Ahora, China es la segunda economía más grande en términos de dólares, mientras que Brasil es la Nº7, Rusia la Nº9 e India, la Nº10, calcula el FMI para 2012, según los datos a octubre.

La predicción de Goldman Sachs contribuyó a que se dejara correr una riada de fondos con dirección a los países del BRIC. Desde 2001 hasta 2010, los inversores desembolsaron cerca de US$15.000 millones en los fondos comunes que compraban acciones de las cuatro naciones, junto con otros US$52.000 millones en los fondos dedicados a los miembros individuales del grupo, según EPFR Global, un estudio de investigación con sede en Cambridge, Massachusetts.

El nombre pegó. Los inversores “querían algo que fuera simple”, dijo Christopher Palmer, quien supervisa cerca de US$2.500 millones como director en Londres de mercados emergentes globales de Henderson Global Investors Ltd., por teléfono el 5 de febrero. “BRIC es un concepto de comercialización que es lindo y suena a que es algo sólido, como un ladrillo”.

Crecimiento en baja

La ganancia hasta 2010 del 424 por ciento en el índice MSCI BRIC, que incluye dividendos, contrasta con la ganancia del 44 por ciento que muestra el índice MSCI All-Country World y el 350 por ciento del índice MSCI Emerging Markets. Esto significa que US$10.000 invertidos en los BRIC crecieron, en ese período, hasta US$52.400.

Ahora, las acciones de esos países van quedando rezagadas, ya que se contrae la ventaja que les daba el crecimiento económico y los inversores mudan sus fondos a mercados emergentes más pequeños, entre los que se cuentan Turquía y Filipinas. El producto interno bruto del BRIC probablemente aumente en promedio un 4,2 por ciento durante 2012, contra el 3,2 por ciento que se prevé para la economía mundial, según el FMI. La brecha de 1 punto porcentual sería la más pequeña que hubo desde 1998.

El índice MSCI BRIC perdió un 9,2 por ciento desde fines de 2010 hasta ayer, contra la baja del 2,4 por ciento operada en el índice MSCI Emerging Market y la subida del 13 por ciento experimentada en la medición del MSCI All-Country. El número medido subirá en un 2,2 por ciento para este año, contra el 4,3 por ciento de aumento del índice global.

O’Neill, el alcista

Desde 2010, los fondos de Brasil, Rusia, India y China registran salidas de capital conjuntas de un orden cercano a los US$8.300 millones, aun cuando los que invierten en mercados emergentes globales reciben flujos por US$70.000 millones, según muestran los datos de EPFR Global.

El BRIC ya “no está de moda ahora”, dijo John-Paul Smith, estratega de mercados emergentes de Deutsche Bank AG en Londres, quien previó el bajo rendimiento de las acciones del BRIC en 2011, en un informe que envió por correo electrónico el 24 de enero.

O’Neill no está de acuerdo. El interés en deterioro que hay por estos países es un indicador inconformista que podría presagiar el castigo mundial a las ganancias de las acciones para este año, ya que la economía de China se recupera, dijo

“Es mi corazonada, a causa de China, que el índice BRIC tendrá un desempeño superior”, dijo O’Neill por teléfono desde Londres.

El índice Shanghai Composite trepó un 6,6 por ciento este año, ya que las compras de consumo respaldaron el rebote que hubo en el crecimiento económico. La expansión de China se aceleró durante el cuarto trimestre por primera vez en dos años, y el PBI aumentó un 7,9 por ciento respecto del año anterior, según el organismo nacional de estadística, en Pekín. Las ventas minoristas treparon un 15,2 por ciento en diciembre.

ElMostrador

Etiquetas:

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.