¿Cuál es la moneda más sobrevaluada de los emergentes?

Son tres los factores que explican que el peso colombiano se haya convertido en la moneda emergente con mayor apreciación del mundo en la última semana: dos externos y uno interno.

Después de muchos interrogantes, la posible acción para estabilizar los precios del crudo por parte de la Opep, sumada a las cada vez más lejanas posibilidades de que la Reserva Federal aumente sus tipos de interés en su próxima reunión y el creciente  apetito de los inversionistas  extranjeros por los activos de mayor riesgo han convertido a la moneda colombiana en la más valorizada.

Según los datos recogidos por Bloomberg, el peso colombiano se revaluó 6,64% en los últimos cinco días, seguido del peso mexicano que se apreció 4,06% y el rublo ruso, que se valorizó 2,49%.

En concreto, en su séptimo día de fortaleza, la moneda colombiana siguió aprovechando la debilidad del dólar en el mercado internacional para avanzar 1,73% y cerrar en $2.891. “El rendimiento de los bonos de deuda pública interna TES con vencimiento en julio del 2024 registran mayores rentabilidades con tasas de 7,33% por lo que los inversionistas tienen un alto interés en llegar al mercado nacional”, indicó David Ospina, analista de Acciones y Valores.

Y es que según datos del Banco de la República, solo hasta el 22 de julio, el ingreso de flujos hacia carteras de portafolio se situó en US$280 millones, muy por encima de los $139 millones que entraron en el mes de junio.

Además, esta tendencia es generalizada en la mayoría de las divisas de Latinoamérica. Por ejemplo, el peso chileno se apreció 2,09% y el real brasileño 1,58%  en los últimos cinco días.

En la jornada de ayer, la divisa estadounidense volvió a experimentar una caída en Colombia, esta vez por debajo de $2.900. Según la plataforma Set-Fx, el dólar alcanzó un precio promedio de $2.910,92, lo que representó un descenso de $43,98 frente a la Tasa Representativa del Mercado (TRM), que se ubicó en $2.954,9.

De acuerdo con este portal, la divisa abrió la jornada con un precio de $2.933 y su cierre fue de $2.891. Además, el mínimo registrado fue $2.890, mientras el máximo se ubicó en $2.939.

Los expertos coinciden en que la tendencia a la baja del dólar se detendrá cuando el mercado deje de creer en la posibilidad de que la Opep llegará a un acuerdo.

“Las declaraciones de diversos miembros del grupo a favor de reunirse en septiembre para congelar la producción y el pronóstico de la Agencia Internacional de Energía (AIE) de que los mercados se equilibrarán en la segunda mitad de año repuntaron los precios”, opinó Munir Jalil,  economista jefe de Citibank, quien proyectó que el barril alcance US$50 a final de año.

Y es que en la jornada de ayer, el referencial WTI se disparó 3,96% a US$43,34 por barril y el crudo Brent avanzó 4,15% a US$45,88 por barril.

Todo esto se da aun cuando los indicadores de la economía  nacional son débiles. “No vemos catalizadores de su fortaleza, solo los pronósticos de un menor déficit de deuda corriente”, sostuvo Daniel Escobar, analista de  Global Securities.

Reequilibrio del mercado petrolero a finales de año

En su reporte mensual, divulgado ayer, la AIE proyectó que el mercado petrolero  empezará a ajustarse en el segundo semestre de 2016, aunque sostuvo que el proceso será lento a medida que disminuya el crecimiento de la demanda global y repunte la oferta de los productores que no integran la Opep. La organización pronosticó que el procesamiento de las refinerías globales subirá en 2,2 millones de barriles por día a un volumen récord de 80,6 millones de bpd en el tercer trimestre de 2016. Además, la entidad predijo que el crecimiento de la demanda global declinaría desde 1,4 millones de bpd en 2016 a 1,2 millones de bpd en 2017.

Las opiniones

Daniel Escobar
Director de investigaciones de Global Securities
“Hay un flujo de inversionistas que están buscando mayores rentabilidades en el mercado latinoamericano, lo que está apreciando las monedas de la región”.

David Ospina
Analista de acciones y valores
“Una subida de los tipos de la Fed tendría un impacto negativo en los mercados emergentes. La baja probabilidad valoriza las monedas latinoamericanas”.LR.co

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.