Acciones de lujo en EE.UU. rezagadas

Las acciones de los minoristas de lujo de los Estados Unidos han perdido aceptación entre los inversores aunque los estadounidenses de altos ingresos en general tienen una opinión positiva sobre las perspectivas económicas.

Las acciones de Nordstrom Inc. están rezagadas respecto del Índice Standard Poor’s 500 por unos 12 puntos porcentuales desde el 1º de julio, mientras que Ralph Lauren Corp. está casi 14 puntos porcentuales por detrás del índice de referencia. En tanto estas acciones se debilitaron, el S&P 500 trepó 8%, cerrando a un nivel récord el 18 de octubre.

Esto muestra que algunos analistas e inversionistas se han vuelto “demasiado pesimistas” con respecto a las utilidades y bases de clientes de estos minoristas, dijo David Yucius, que gestiona US$ 250 millones de activos como presidente de Aurora Investment Counsel Inc. en Atlanta. La preocupación de aquellos podría ser un error porque las personas que compran en ese tipo de tiendas parecen estar “muy bien” y no hay indicios que sugieran una “caída o siquiera algún problema” en estos consumidores.

La confianza de los estadounidenses que ganan más de US$ 100.000 promedió 16,7 en las cuatro semanas que terminaron el 13 de octubre, por encima de la marca de 15,2 de las cuatro semanas que terminaron el 30 de junio, según la medición del Índice Bloomberg Consumer Comfort. Aunque este cayó de 19 a 14 en la última encuesta, dada a conocer el 17 de octubre, este sigue siendo el único grupo de ingresos que tiene un registro positivo.

Estos consumidores –principal base de clientes de las compañías de “lujo asequible” como Coach Inc., Tiffany Co. y Michael Kors Holdings Ltd.- no necesariamente son “inmunes a todo”, dijo Paul Lejuez, analista de Wells Fargo Co. en Nueva York. Se ha producido un “cambio en el porcentaje de la billetera”, ya que muchos prefirieron gastar dinero en autos, electrónica y artículos para el hogar en lugar de los productos de estos minoristas, explicó.

Ventas más débiles

Aunque esto contribuyó a una caída de las ventas y los pronósticos de utilidades, Lejuez señaló que mantiene su calificación de “desempeño igual al mercado” para Nordstrom de Seattle y Tiffany y Coach de Nueva York.

La mayor lentitud de las ventas de estas compañías en meses anteriores fue atribuida en parte al aumento de los impuestos para los estadounidenses ricos. Además de un aumento del impuesto que financia los beneficios de la Seguridad Social que recayó en todos los empleados, hay también un impuesto adicional del 0,9% sobre los salarios y uno de 3,8% sobre las ganancias por inversiones para los individuos que ganan más de US$ 200.000 al año y para las parejas que ganan más de US$ 250.000 anuales.

Por otra parte, el Congreso fijó la tasa máxima del impuesto a las ganancias en 39,6% sobre las ganancias imponibles que superen los US$ 400.000 en el caso de los individuos y US$ 450.000 en el de las parejas, frente a un 35% el año pasado.

Estos cambios –sumados a las batallas presupuestarias de Washington y la recuperación de las ventas de automóviles y viviendas- son un “viento en contra” para el gasto discrecional en los minoristas de lujo, dijo Walter “Bucky” Hellwig, que colabora en la administración de US$ 17.000 millones en BB&T Wealth Management de Birmingham, Alabama. Bloomberg

Etiquetas: ,

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.