Apple (AAPL) diseña un auto eléctrico

Apple Inc. (AAPL) ha revolucionado la música y los teléfonos. Ahora apunta a un blanco mucho más grande: los autos.

La empresa ha asignado a cientos de empleados a un proyecto secreto para crear un vehículo eléctrico de marca Apple, según fuentes al tanto. El proyecto, cuyo nombre en clave en “Titan”, está trabajando inicialmente en el diseño de un vehículo que se asemeja a un miniván, dijo una de las personas.

Un vocero de Apple no quiso hacer comentarios.

Apple, no obstante, podría decidir no continuar con el auto. Además, muchas tecnologías usadas en un auto eléctrico, como baterías avanzadas y electrónicos para el auto, podrían ser útiles para otros productos de Apple, entre ellos el iPhone y el iPad.

La empresa de Silicon Valley a menudo investiga tecnologías y potenciales productos, e incluso desarrolla múltiples prototipos para algunas cosas que nunca venderá. Completar un auto y obtener las certificaciones de seguridad requeriría años.

Sin embargo, el tamaño del equipo que trabaja en el proyecto y el rango de los empleados involucrados indican que Apple lo está tomando con seriedad, explicaron estas personas. Ejecutivos de Apple han viajado a Austria para reunirse con fabricantes por contrato de autos de alta gama, incluido Magna Steyr, división de la empresa canadiense de autopartes Magna International Inc. Una portavoz de Magna no quiso realizar comentarios.

El equipo de diseño industrial de Apple está integrado por varias personas que tienen experiencia en automotrices europeas. El año pasado, Apple contrató a Marc Newson, un famoso diseñador industrial y amigo cercano del jefe de diseño de la empresa, Jony Ive. En el pasado, Newson creó un auto de concepto para Ford Motor Co.

Otros gigantes de Silicon Valley tienen su mira puesta en los autos. Google Inc. ha estado trabajando en un auto sin conductor desde hace años. El jefe del proyecto de vehículos autónomos de Google aseveró el año pasado que la empresa se propone asociarse con automotrices para fabricar un auto sin conductor en los próximos años. Un vehículo de este tipo no forma parte del actual plan de Apple, dijo una de las fuentes.

“Hay productos en los que estamos trabajando de los que nadie sabe”, contó el presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook, en una entrevista en septiembre en un programa de televisión. “De los que no ha habido rumores”.

La fabricación de autos es una actividad de capital intensivo, al requerir cientos de millones de dólares en diseños, herramientas, producción y certificaciones. Las automotrices también deben sostener una red de suministro de los miles de componentes que se utilizan en un vehículo.

Los vehículos impulsados por baterías añaden otra dimensión. Tesla Motors Inc., por ejemplo, ha registrado crecientes pérdidas debido al aumento de los costos para construir un todoterreno eléctrico. La empresa prevé invertir US$1.500 millones en gastos de capital e investigación y desarrollo este año.

Cook aprobó el proyecto del auto hace casi un año y asignó a Steve Zadesky, el veterano vicepresidente de diseño de productos, al frente del grupo, según personas al tanto. Zadesky es un ex ingeniero de Ford que estuvo entre los que dirigieron los equipos de Apple que crearon el iPod y el iPhone.

Zadesky recibió permiso para formar un equipo de 1.000 personas e incorporar empleados de diferentes divisiones de la compañía, dijo una de las personas. El equipo, que trabaja en una ubicación secreta a pocos kilómetros de la sede de Apple en Cupertino, California, está investigando diferentes tipos de robótica, metales y materiales consistentes con la fabricación de automóviles, indicaron las fuentes.

En septiembre, Apple contrató a Johann Jungwirth, ex presidente de Mercedes-Benz Research and Development North America, que tiene operaciones en Sunnyvale, California, cerca del campus de Apple, según su perfil en LinkedIn.

El Financial Times informó que decenas de empleados de Apple investigaban productos automotores, citando personas cercanas a la empresa.

Durante los últimos 15 años, Apple ha revolucionado varias industrias. Su reproductores de música iPod y servicio iTunes aceleraron la transición hacia la música digital. El iPhone estableció el mercado de smartphones y cambió la noción de la computación móvil. Asimismo, planea lanzar su Apple Watch en abril, con el cual espera crear un mercado de aparatos de vestir.

Fabricar un auto es inmensamente costoso. Una sola planta suele costar muy por encima de US$1.000 millones y requiere una enorme cadena de suministro para producir los más de 10.000 componentes de un auto. Elon Musk, presidente ejecutivo de Tesla, se quejó a fines del año pasado de que es “muy difícil” desarrollar un vehículo en medio de la lucha para incrementar la producción de su sedán Model S.

El costo es una barrera de ingreso para muchos potenciales competidores, pero sería un menor obstáculo para Apple, que tenía US$178.000 millones en efectivo al 27 de diciembre.

Tesla logró aumentar su producción en poco tiempo y de forma relativamente barata al comprar una antigua fábrica de Toyota Motor Corp. en Fremont, California, por US$42 millones en 2010. Desde entonces, la automotriz ha invertido cientos de millones de dólares para modernizar la fábrica y aun así produjo apenas 35.000 vehículos en 2014.

Durante años, Apple utilizado contratistas para fabricar sus productos. Eso ha ayudado a Apple a mantener una cadena de suministro frugal y reducir su acumulación de inventarios. WSJ

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.