Baja del dólar contra el euro al mínimo de 2 años

El euro pierde terreno frente al dólar el jueves en Asia, donde ha llegado a marcar su nivel más bajo desde noviembre de 2012 tras las ventas provocadas por los comentarios del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, sobre la posibilidad de que la institución tome más medidas de política monetaria.

En la mañana del jueves el euro se cambiaba por US$1,2731 frente a US$1,2780 a última hora del miércoles en Nueva New York.

“No creo que haya habido ningún cambio en la tendencia bajista del euro a largo plazo”, indicó Marito Ueda, de Prime byGMO. “Podemos esperar que Draghi dé varios pasos (de relajación) en un periodo prolongado”, por lo que los inversionistas se mostrarán reacios a comprar activamente la moneda, aunque siguen teniendo que mantenerla en sus carteras. Eso contribuirá a que el euro vaya bajando y puede que acabe por entrar en la horquilla entre US$1,20 y US$1,25 para marzo del próximo año, agregó Ueda.

Por su parte, el dólar subía frente en sus principales cruces, guiado por la buenas noticias en el mercado inmobiliario del país. El billete verde se cambiaba por 109,23 yenes tras tocar un máximo de casi seis años en 109,34 yenes la semana pasada. Además, la libra caía a US$1,6295 frente a US$1,6340.

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, reiteró que la institución podría utilizar medidas adicionales de política no convencional si considera que el objetivo de inflación está amenazado.

Los comentarios, que se publicaron el jueves en un periódico lituano, dejan la puerta abierta para que el banco central se embarque en compras a gran escala de deuda estatal, la llamada expansión cuantitativa, a la que se ha resistido durante largo tiempo.

“En cuanto a la política monetaria, seguimos totalmente decididos a contrarrestar los riesgos para la perspectiva de inflación a medio plazo”, dijo el presidente del BCE en el texto de una entrevista para el diario lituano Verslo Zinios y adelantada por el BCE.

“Estamos dispuestos a utilizar más instrumentos no convencionales en el marco de nuestro mandato y a alterar el tamaño o la composición de nuestras medidas no convencionales en caso de que sea necesario para atajar los riesgos de un periodo demasiado prolongado de inflación baja”, agregó.

Estos comentarios repiten los realizados por Draghi el lunes en el Parlamento Europeo.

El BCE ya ha rebajado las tasas de interés a mínimos históricos y ha decidido embarcarse en un programa de compra de bonos de titulización y garantizados. También ha comenzado a ofrecer créditos a cuatro años con un interés muy bajo a los bancos, confiando en que estos traspasen los fondos a su vez a las empresas de la eurozona.

Sin embargo, se teme que estas medidas no basten para elevar la inflación en la eurozona y revivir el estancado crecimiento económico. Los mercados están ya comenzando a apostar a que el BCE hará más. DowJones

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.