Bolsa de Colombia busca inversores en EEUU y Gran Bretaña

En Nueva York, el tiempo va volando. A primera hora del día, Juan Pablo Córdoba, presidente de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) se ajusta la corbata, perfila su traje y se alista para entrar a la primera entrevista del lunes 15 de septiembre. Colombia es noticia y en los estudios de CNN en la capital del mundo van a contar cómo los principales ejecutivos de unas 17 compañías enlistadas en el índice Colcap harán una maratón de reuniones en Nueva York (el jueves y el viernes estarán en Londres) con inversionistas que han expresado su interés por llevar su dinero a tierras colombianas. Córdoba es el personaje buscado por la cadena televisiva estadounidense.

Mientras tanto, desde las ocho de la mañana, a unas calles de allí, en pleno corazón de Manhattan y como si se tratara de una cumbre económica internacional, en el Palace Hotel, en la 455 Madison Avenue, 1002, los otros empresarios ya están sentados con algunos de los más selectos clientes de la multinacional financiera Citi para concretar algún tipo de inversión. Son pesos pesados de parte y parte. A un lado de la mesa están los principales representantes de los fondos de inversión basados en las dos capitales financieras que más interesan al mundo occidental, y al otro, presidentes y vicepresidentes financieros de empresas como Grupo Éxito, Conconcreto, ISA, Grupo Sura, Bancolombia, EEB, Canacol, Celsia, Grupo Nutresa y ETB, entre otros. Lo mismo pasa, al unísono, en Londres.

La jugada, que hace parte de la estrategia que estructuró la BVC hace más de cinco años, cuando realizó las primeras visitas internacionales y luego el primer Colombia InsideOut, busca que a través de la entrada de nuevos capitales, estas empresas, la mayoría de ellas multilatinas y con operaciones en varios países de la región, consigan los recursos para financiar el crecimiento de sus sectores y de esa forma apalancar, por ejemplo, las obras de infraestructura que tanto necesita el país para ser más competitivo.

Y aunque los empresarios no pueden revelar muchos detalles, más aún si se tiene en cuenta que sus empresas son susceptibles a la volatilidad que puede generar una noticia de este tamaño, el balance es positivo de entrada. Le contaron de primera mano a quienes administran los más grandes capitales que el país es el único de la región que crecerá este año y alcanzará, si se cumplen los pronósticos del Gobierno, el 5%, mientras que Chile y Perú vieron revisados sus números a la baja por el Fondo Monetario Internacional.

Hablaron sobre el modelo de gobierno corporativo que tiene el banco más grande del país, el éxito del principal jugador del negocio del retail, los planes de los más fuertes protagonistas de la industria energética, cuáles son las oportunidades de invertir en las organizaciones que van a desarrollar los grandes proyectos de infraestructura de cuarta generación en los que se metió el país y que están valorados en una cifra cercana a los $50 billones.

“En total se dieron 300 reuniones entre empresas y fondos en Nueva York, unas ocho en promedio por emisor, y algunos de ellos tuvieron que recibir hasta tres distintos a la vez porque no alcanzaba el tiempo”, cuenta Córdoba, quien a la vez recuerda que hace un quinquenio, en Londres, tuvo que buscar como una aguja en un pajar tan sólo, y al final, un par de citas.

Cada reunión tardó unos 45 minutos, 20 para contar cómo va cada empresa, en qué están los planes que se trazaron tiempo atrás, y luego el inversionista hacía preguntas en detalle sobre los estados financieros. “Hay dos tipos de inversionistas: el que no sabe dónde queda Colombia y el que ya conoce muy bien el mercado y quiere volver a invertir o está afinando detalles para hacerlo”, comenta el alto ejecutivo.

Por ahora, Londres está despertando un especial interés. “Colombia ha estado presente en Nueva York desde los años 80, desde la renegociación de la deuda, desde los créditos Jumbo, los Challenger, pero el país ha venido haciendo la tarea en Europa y hay mucho interés. La tasa de interés del Tesoro americano está en 2,5%, la del Tesoro alemán está por debajo del 2% a diez años. Las posibilidades de retorno de la inversión allí son muy bajas cuando en un país como Colombia se puede ofrecer hasta un 6 y 7%, por eso se mira con tanto interés”, añade.

La idea es que cuantos más inversionistas conozcan las empresas del país, mejor, así no inviertan, pues a raíz de la crisis de 2008, y como se está reestructurando el sistema financiero internacional, estos fondos con los que se reunieron van a ir consolidándose como los grandes administradores de recursos institucionales que van a invertir a nivel global. Elespectador.co

Etiquetas:

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.