Cáncer de Chávez posterga devaluación del bolívar que analistas estiman será de 50%:Bloomberg

La salud del presidente venezolano Hugo Chávez genera dudas sobre el momento de una devaluación de la moneda que economistas de bancos desde Goldman Sachs Group Inc. hasta Barclays Plc dicen que es inevitable para evitar una recesión.

Si bien Alejandro Grisanti, de Barclays; Alberto Ramos, de Goldman Sachs; Ramiro Blazquez, de HSBC Holdings Plc, pronostican que el gobierno debilitará el bolívar un 50 por ciento para el 31 de marzo, dicen que la lucha de poder que genera la ausencia de Chávez significa que el gobierno podría postergar la decisión. Chávez se encuentra hospitalizado en Cuba por complicaciones de una cirugía para combatir un cáncer, lo que lleva a la oposición a cuestionar la legitimidad de su presidencia.

Un bolívar más débil acrecentaría los ingresos del gobierno y contribuiría a que Venezuela redujera el segundo mayor déficit presupuestario del mundo, lo que implica el riesgo de impulsar los precios al consumidor, que ya se incrementan un 20 por ciento anual. Los aliados de Chávez evitarán tomar una decisión tan impopular conforme consolidan su respaldo público, lo que lleva al gobierno a reducir el gasto y a permitir que Venezuela ingrese en una recesión, dijo Ricardo Hausman, que fue ministro de Planificación del país a principios de la década de 1990.

‘Equilibrio precario’

“Están en problemas”, dijo Hausman, que en la actualidad es profesor de desarrollo económico en la Universidad de Harvard, en entrevista telefónica desde Cambridge, Massachusetts. “No creo que ningún sucesor de Chávez tenga la confianza política para hacer un gran ajuste porque su situación es de un precario equilibrio en el poder. Cuanto más posterguen las decisiones, más graves serán las alternativas”.

Hasta que Chávez anunció el mes pasado que regresaría a Cuba para someterse a un nuevo tratamiento, crecía la especulación de que el mandatario reorganizaría el sistema cambiario al comienzo de su nueva gestión. Chávez, que ha expropiado más de 1.000 compañías o activos desde que asumió en 1999, devaluó el bolívar por última vez –un 50 por ciento- en 2010.

El ministro de Hacienda, Jorge Giordani, declaró el 7 de agosto a la prensa en Caracas que el gobierno tomará medidas para debilitar el bolívar por ser necesario para mantener la competitividad de la economía. El bolívar está sobrevaluado un 51 por ciento y los precios al consumidor han aumento a más del triple desde 2007, según estimaciones de Barclays.

Una paridad cambiaria más débil aumenta la cantidad de bolívares que Venezuela recibe por las exportaciones de petróleo, que se venden en dólares y generan el 95 por ciento de los ingresos por exportaciones del país. El país sudamericano tiene las mayores reservas de petróleo del mundo.

El déficit presupuestario venezolano aumentó a 8,8 por ciento del producto interno bruto el año pasado, el segundo después del japonés, conforme Chávez incrementaba el gasto con miras a la reelección en octubre, según estimaciones de Bank of América. Una devaluación de 43 por ciento reduciría el déficit a 2,2 por ciento del PIB. De lo contrario, el gobierno se quedaría sin dinero para fin de año, según el estratega Francisco Rodríguez-Caballero.

Etiquetas: , ,

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.