Cómo ve los mercados Bill gross

Desde la semana pasada, la tarjeta de presentación de Bill Gross dice “gestor de portafolio”, no presidente ejecutivo. Para uno de los inversionistas más influyentes del planeta, ese cambio podría ser decepcionante, pero para Gross es un alivio, e incluso una oportunidad.

El llamado “Rey de los bonos” dejó el 26 de septiembre Pacific Investment Management Co., la firma de inversión en renta fija que cofundó hace 43 años y transformó en un titán con US$2 billones bajo gestión. Su nuevo empleador, Janus Capital Group, curiosamente el nombre del dios romano que representa el inicio y la transición, gestiona apenas US$178.000 millones.

El inversionista, de 70 años, compartió hace unos días con Barron’s (una publicación hermana de The Wall Street Journal) su opinión sobre el entorno de inversión, la economía global y las oportunidades que ve en México. Apartes editados del diálogo.

Barron’s: Ha estado en este juego por más de 40 años, ¿por qué simplemente no retirarse en lugar de empezar de nuevo en Janus?

Gross: La gestión de dinero está en mi sangre. Me gusta levantarme a las 5:30 de la mañana y ganar dinero para mis clientes y competir contra otros administradores de fondos. Es algo que no desaparece. Me obsesiona entregar valor a los inversionistas y ganar desde un punto de vista personal. Retirarme a estas alturas de mi carrera simplemente no va conmigo:

Barron’s: Pero, ¿es el momento adecuado para lanzar un fondo nuevo? La Reserva Federal está desmantelando su programa de compra de activos y se espera que el próximo año eleve las tasas de interés.

Gross: Administraré un fondo de bonos sin restricciones (el Janus Global Unconstrained Bond, abierto para inversionistas en EE.UU., y una versión offshore para los inversionistas no estadounidenses), el cual tendrá menores plazos de vencimiento y menos riesgos de tasas de interés que los portafolios tradicionales de renta fija. La mayoría de los fondos de bonos de término intermedio tienen como referencia un índice con un vencimiento promedio de entre cinco y siete años. Los fondos sin restricciones no tienen estas referencias. Los inversionistas buscan un retorno de entre 4% y 5% con poco riesgo ligado a las tasas de interés. Aunque la renta fija constituye al menos 80% del portafolio, hay muchas opciones disponibles. Es probablemente una de las mejores épocas para administrar un fondo de estas características.

Barron’s: ¿Qué puede hacer en Janus que no pudo hacer en Pimco?

Gross: Janus es una firma mucho más pequeña. Obviamente habrá menos responsabilidades ejecutivas y de personal, de modo que podré dedicar más tiempo a la gestión de dinero en lugar de ocuparme de temas organizacionales. Igualmente, el sentido común sugiere que será más fácil implementar ideas en una cartera de US$100 millones que en un fondo con más de US$200.000 millones.

Barron’s: Las acciones están cayendo de forma considerable, especialmente el Dow Jones. ¿Es el inicio de una venta más generalizada?

Gross: Es un descanso bien merecido. Las acciones han subido durante los últimos cinco años. En EE.UU., mucho dependerá de si la economía crece 3%, 2% o 1%. Un crecimiento de 3% no es fácil, especialmente cuando el resto del mundo está en cero o menos. Espero una expansión de 2%. La economía estadounidense funciona de forma independiente pero no es una isla. Está conectada a lugares en aprietos como China y Europa.

Barron’s: ¿Por qué ha sido tan deslucida la recuperación económica global desde la recesión?

Gross: Hay varias razones. El mundo sigue estando altamente apalancado. El crecimiento en EE.UU. y otras partes ha sido facilitado en los últimos 30 años por la expansión del crédito (…) Una vez que los capitalistas reconocen que no pueden seguir acumulando apalancamiento al mismo ritmo, el crecimiento se desacelera. Los cambios demográficos también están contribuyendo a una disminución del crecimiento. La generación de la posguerra ya no está en auge, están envejeciendo y se están jubilando.

Barron’s: Usted no. Acaba de empezar un nuevo empleo.

Gross: La mayoría de la generación de la posguerra necesita servicios de salud, pero no otra casa u otro auto. El envejecimiento de nuestra sociedad está frenando el crecimiento económico. En tercer lugar, la tecnología está en auge y es una maravilla, pero también ha eliminado empleos que no están siendo reemplazados. Apple es una compañía fantástica, pero no contrata tantas personas como la antigua General Motors.

Finalmente, la globalización influye. EE.UU. ha sido líder mundial de la globalización desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Nos hemos beneficiado de la expansión del mercantilismo y porque el dólar ha sido la divisa de reserva. Ahora, la situación se ha vuelto adversa en otros lugares. Cuando hay vientos en contra, se vuela a otra velocidad.

Barron’s: Muchos inversionistas piensan que el mercado de bonos está a punto de encontrar grandes vientos en contra después de un alza de 30 años. ¿Qué opina?

Gross: El bono del gobierno alemán a tres años se negocia a seis puntos básicos negativos (centésimos de un punto porcentual). Si eso no es un viento en contra, no sé qué es. Las tasas de interés son bajas alrededor del mundo. Eso no significa que los retornos no puedan caer o que (los precios de) los bonos no puedan subir cuando la gente se preocupa de que algo anda mal, ya sea una desaceleración en China o la propagación del ébola. Los bonos son una protección contra la inflación y los desastres. Pero mi perspectiva de bajo crecimiento sugiere que los bonos ganarán su cupón.

La Fed ha dicho que la tasa de interés apropiada a largo plazo para mantener el equilibrio en la economía es de entre 3,75% y 4%. Yo creo que es de 2%. Si la Fed sube la tasa de fondos federales a 4% en los próximos años, habrá un mercado a la baja para todos los activos.

Barron’s: La Fed planea poner fin a su programa de flexibilización monetaria este mes. ¿Podrían las crisis geopolíticas o un desplome severo del mercado dar a Janet Yellen, presidenta de la Fed, una excusa para lanzar otra ronda de estímulo monetario, o QE4?

Gross: Las repercusiones políticas serían enormes y a la Fed le preocupa mantener su independencia, especialmente con la proximidad de elecciones (legislativas en EE.UU.) (…) Salvo que se produzca una catástrofe, la cual no presiento, no habrá otra ronda de QE.

Barron’s: ¿Dónde ve las mejores oportunidades hoy en renta fija?

Gross: La mayoría de las oportunidades que se han presentado en semanas recientes están fuera de EE.UU. Hay oportunidades importantes en México, que tiene la mitad del nivel de deuda de EE.UU. y tasas de interés en el rango de 6%. México está ligado a EE.UU. en términos de comercio, así que es un mercado emergente bastante seguro. Esta es una oportunidad de la que intentaré sacar provecho en el fondo sin restricciones. Tanto a Janus como a mí nos gustan los bonos de entre uno y tres años emitidos por empresas como Ally Financial Inc. y HCA Holdings Inc. Las divisas son otra posibilidad. A medida que el euro y el yen caen, hay oportunidades en la relativa fortaleza del dólar.

Barron’s: ¿Qué riesgos detecta en el sector de bonos?

Gross: Los bonos corporativos con vencimiento de mayor plazo podrían ser problemáticos. Verizon Communications Inc. y Apple han sido los mayores emisores en los últimos 12 meses. Los bonos corporativos con grado de inversión a cinco, 10 y especialmente 30 años son vulnerables, no desde el punto de vista de cesación de pagos, sino debido a la liquidez. Si los inversionistas buscan levantar capital porque les preocupan los sucesos mundiales o la desaceleración en EE.UU., podría haber una carrera por desprenderse de estos activos. WSJ

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.