Consumo chino de cobre bajará en 2012

El consumo de cobre de China este año se contraerá por primera vez desde 2008 en tanto se debilita la demanda y trepan las existencias en el mayor usuario, antes de repuntar en 2013, según Simon Hunt Strategic Services.

El consumo se reducirá alrededor de un 8,5 por ciento a 5,6 millones de toneladas en 2012, dijo Simon Hunt, máximo responsable ejecutivo de la consultora de Weybridge, Surrey, que reúne investigaciones y análisis sobre el mercado global. El año que viene, el uso podría crecer aproximadamente 5,6 por ciento a 5,9 millones de toneladas, señaló Hunt en una entrevista en Singapur luego de pasar dos semanas en China el mes pasado.

La evaluación de Hunt se suma a indicios de que la desaceleración china está afectando la demanda de materias primas. El cobre, que se utiliza en los alambres y los cables, ayuda a fijar el ritmo de otros metales no preciosos, y la caída en el consumo chino podría debilitar los precios y reducir las ganancias de las compañías mineras como Freeport-McMoRan Copper Gold Inc. El cobre subió 6,8 por ciento en el último trimestre en tanto los bancos centrales de los Estados Unidos, China, Japón y Europa intensificaron el estímulo para tratar de reactivar el crecimiento económico.

“La válvula de seguridad de las exportaciones ha desaparecido, la economía interna se está desacelerando, tienen un problema de capacidad excedente y el efectivo es extraordinariamente escaso”, explicó Hunt, quien calculó las reservas totales de cobre de China en 3,5 millones de toneladas, incluidas las existencias informadas y no informadas. “No hay señales de una recuperación en la industria pesada y la manufactura”.

Los futuros de cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres, que el año pasado cayeron 21 por ciento debido a que la crisis de deuda de Europa afectó el crecimiento mundial, ayer se negociaron a US$8.186 la tonelada. El precio tocó US$8.422 el 19 de septiembre, una semana después que la Reserva Federal de los Estados Unidos anunció la tercera tanda de la llamada flexibilización cuantitativa. Estados Unidos es el segundo mayor consumidor de cobre del mundo.

Tropezar con bobinas

La desaceleración de China este año “ha sido significativa”, expresó el Banco Mundial en un informe ayer, haciendo referencia a la caída de la demanda externa y a una corrección del mercado inmobiliario. Las reservas de cobre que monitorea la Bolsa de Futuros de Shanghái sumaron 162.547 toneladas en la semana que terminó el 27 de septiembre, alrededor de un 66 por ciento más que un año antes.

“Hay una enorme cantidad de existencias de todo tipo”, dijo Hunt, en cuyo viaje a China visitó a uno de los cinco mayores fabricantes de cables eléctricos. “Uno camina y tropieza con bobinas de cables”.

China importó 2,39 millones de toneladas de metal refinado en los primeros ocho meses, más que el 1,51 millón del año anterior, según los cálculos de Bloomberg basados en datos aduaneros. La demanda mundial superó la producción por 129.000 toneladas en el primer semestre de 2012, informó la Oficina Mundial de Estadísticas del Metal el 16 de agosto.

El consumo refinado en China podría crecer alrededor de un 2 por ciento a un 4 por ciento anual a partir del año que viene, frente a un crecimiento promedio de aproximadamente 10 por ciento anual en los últimos diez años, dijo Hunt. El consumo se redujo 0,9 por ciento en 2008 en medio de la recesión mundial.Bloomberg

Etiquetas: ,

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.