Desocupación en Uruguay por medidas argentinas

Siete empresas uruguayas solicitaron el seguro de paro parcial debido al efecto causado por las trabas argentinas al comercio, un instrumento que el Poder Ejecutivo “flexibilizó” esta año para mitigar el impacto sobre el empleo. El número de trabajadores de esas siete empresas amparados asciende de 300, aproximadamente. En la nómina se encuentran Zonalibro (imprenta) con tres funcionarios, Carlos Rother (vestimenta) con 37, Laja (plásticos) con 160, más otros 100 pertenecientes a tres empresas del rubro vestimenta y una de artículos médicos, según cifras oficiales.

Ivonne Pandiani, directora interina de la Dirección Nacional de Seguridad Social del Ministerio de Trabajo, precisó a El Observador que además de estas siete empresas puede haber otras que en los primeros cuatro meses, cuando se suspende una actividad en una fábrica, van directamente al Banco de Previsión Social (BPS) y luego recién al Ministerio. “Vienen acá cuando a los cuatro meses la empresa no logró resolver la  situación y a las personas no se las puede reintegrar. Entonces, consultan para ver si podemos hacer una interpretación del artículo 10 de la ley de seguro de desempleo”, explicó.

De las firmas mencionadas, Zona Libro y Carlos Rother concurrieron a la Dirección de Seguridad Social de forma directa, sin recurrir primero al régimen convencional.  “Indicaron que tenían demoras en los permisos y disminución de ventas, una decía que por la demora se le habían pasado de temporada los abrigos que iban a comercializar”, comentó Pandiani.

Por otro lado, el integrante del Secretariado del Pit-Cnt e integrante de la comisión de relaciones internacionales, Fernando Gambera, señaló a El Observador que hoy en día la preocupación de la central sindical está focalizada sobre el sector servicio y el impacto que puedan causar las últimas medidas tomadas por Argentina sobre el turismo (ver página 7). “Esperemos que en estos meses se pueda alcanzar alguna solución para no afectar el empleo de la temporada”, afirmó.

Evolución
Según datos de la representación empresarial del BPS, en julio había 32.206 trabajadores en seguro de paro. Esto significó un incremento del 18,5% respecto a igual mes del año pasado. Por su parte, en el trimestre mayo-julio el número de beneficiarios aumentó 23% en 2012, con un promedio mensual de 31.314 en esta condición. Asimismo, las solicitudes por el subsidio por desempleo también aumentaron respecto al año pasado. En julio fueron 7.961 los activos que solicitaron el beneficio, 23,7% por arriba de la cifra de igual mes del año pasado (6.405).
El economista Braulio Zelko del Instituto Cuesta Duarte,  reconoció a El Observador que la evolución del seguro de paro del primer semestre de ese año viene creciendo por encima de la tasa tendencial de los últimos años, que está explicada básicamente por un aumento de la formalización de trabajadores. El experto dijo que la industria manufacturera ha explicado 44% del incremento de trabajadores en seguro de paro. Precisamente, esa rama de actividad es la que ha soportado los mayores impactos de las trabas argentinas.

“Desocupación especial”
El artículo 10 de la Ley 18.399, de “desocupación especial” habilita al Poder Ejecutivo a establecer, “por razones de interés general y por un plazo no mayor a un año, un régimen de subsidio por desempleo total o parcial para los empleados con alta especialización”.
El objetivo de esta herramienta –que se implementó durante la crisis de 2009– fue preservar la mano de obra calificada y también para atender algunos rubros que tienen un componente zafra alto como el citrícola o la industria frigorífica. Con este instrumento, el Ejecutivo puede abonar a los trabajadores hasta el 80% del promedio mensual de las remuneraciones computables. El beneficio puede solicitarse por cuatro meses cuando es por suspensión y por seis si es despedido.

En tanto, el seguro de desempleo “simple” se calcula con un promedio de lo ganado por cada trabajador en los últimos seis meses y de eso le corresponde el 50%, más un 20% si tiene familia. “Nos interesa mucho hacer este tipo de cobertura, este decreto (por el seguro parcial) sale especialmente para atender esta situación; para que no se pierdan puestos de trabajo, porque nos permite la rotación y se puede enviar a un trabajador por un mes y al siguiente retomarlo”, resaltó Pandiani.ElObservador

Etiquetas:

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.