EE.UU investiga a bancos internacionales por caso FIFA

Las autoridades de Estados Unidos han intensificado su escrutinio del manejo que un puñado de instituciones financieras dio a fondos ligados a las acusaciones de corrupción al interior de la FIFA, el ente rector del fútbol mundial, según fuentes al tanto.

En las últimas semanas, fiscales en Brooklyn y el principal regulador bancario de Nueva York han contactado por separado a más de media decena de bancos ligados al escándalo. Las autoridades se concentran en establecer si el sistema anti-lavado de dinero de los bancos debería haber identificado los supuestos pagos irregulares, dijeron las fuentes. También le indicaron a las firmas que revisen sus registros en busca de pagos ilegales relacionados con la FIFA.

Los fiscales han interrogado a HSBC Holdings, Standard Chartered y Delta National Bank and Trust Company, según las fuentes. Al menos otros tres grandes bancos internacionales han sido contactados, indicaron las fuentes. Esos bancos no pudieron ser identificados y no se sabe si las investigaciones independientes de la oficina del fiscal y el regulador de Nueva York están analizando al mismo grupo de bancos.

Las investigaciones están en sus primeras etapas, dijeron las fuentes y los investigadores podrían determinar que los bancos bajo escrutinio no hicieron nada malo.

Entre tanto, el Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York ha enviado citaciones iniciales a más de seis bancos como parte de su investigación, dijo una de las fuentes, incluyendo a Standard Chartered, Barclays, Deutsche Bank, Credit Suisse Group, y Bank Hapoalim, el mayor banco de Israel. El regulador, que se granjeó una reputación de ser agresivo con los bancos bajo la dirección de Benjamin Lawsky, quién se retiró del cargo hace poco, también investiga si individuos en los bancos tuvieron que ver en los lapsos de control, dicen las fuentes.

Un portavoz de HSBC dijo que “continuamos analizando las acusaciones en las demandas contra ciertos ejecutivos de la FIFA y otros, para asegurarnos de que nuestros servicios no sean abusados para cometer crímenes financieros”. Representantes de Standard Chartered, Barclays y Delta se abstuvieron de hacer comentarios. Representantes de los otros bancos no retornaron solicitudes de comentario inmediatamente.

Fiscales de Brooklyn conmocionaron el mundo del fútbol en mayo cuando revelaron un voluminoso caso a que alegaba que altos funcionarios de la Federación Internacional del Fútbol Asociado (FIFA), recibieron más de US$150 millones en sobornos y pagos como parte de un amplio desfalco que funcionaba como una asociación criminal.

La acusación de 161 páginas acusaba a 14 personas, incluidos altos funcionarios y ejecutivos de confederaciones de fútbol así como firmas de marketing deportivo.

La vigilancia por parte de autoridades estadounidenses que no había sido revelada antes representa una nueva pata del caso de corrupción en la FIFA y crea el potencial para nuevos dolores de cabeza por lavado de dinero para la industria financiera. El flujo de dinero sucio es un área que ha recibido una intensa atención en los últimos años por parte de reguladores, y que llevó a aplicar importantes multas a bancos.

HSBC y Standard Chartered actualmente están bajo acuerdos de investigación diferida con el gobierno de Estados Unidos, relacionados con lavado de dinero o violaciones de sanciones. WSJ

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.