El euro fue la segunda divisa mundial en 2011

El euro conservó en 2011 su estatuto de segunda divisa mundial a pesar de la crisis de deuda que causó estragos en ciertos países que lo utilizan, según un informe del Banco Central Europeo (BCE) publicado hoy.

“El rol internacional del euro ha quedado relativamente resistente en 2011″, dijo el presidente del BCE Mario Draghi, en la introducción del reporte anual sobre “el rol internacional del euro”.

La participación del euro en las reservas mundiales de divisas extranjeras bajó levemente a fines de 2011, un 25% contra 25,4% a fines de 2010 a tasas de cambio constantes, con US$ 5,64 billones de dólares.

Según el BCE, ha habido una “baja leve” de tenencia de divisas en euros por los inversores fuera de la zona euro a fines del año pasado, luego de un primer semestre estable. Esta baja corresponde a la profundización de la crisis de deuda observada en la zona euro durante el 2do semestre del 2011, que derivó en crisis bancaria.

Pero, “globalmente, la crisis de deuda soberana no ha dañado el estatus del euro”, según el reporte.

La moneda europea se ubica igualmente lejos del dólar que representaba el 62,1% de las reservas mundiales de divisas el año pasado (contra 62,2% a fines de 2010).

La BCE nota que el sistema monetario internacional “está ya a punto de convertirse en tripolar”, en referencia a la moneda china, el renminbi, que juega “gradualmente un rol internacional más importante”.

Los analistas del BCE subrayan “el rol emergente del renminbi como moneda de anclaje”, es decir la influencia de la política de cambio de China sobre las constelaciones de cambio mundiales y la región asiática en particular.

Además, el BCE ha estudiado el apetito de los inversores extranjeros por las obligaciones públicas emitidas por los estados de la eurozona desde 2008.

Mientras que la demanda por estos títulos se ha mantenido bastante bien luego de la debacle de Lehman Brothers y la crisis financiera y económica que le siguió, ha bajado durante los últimos dos trimestres de 2011, y en particular aquella para los países que tienen tasas elevadas.

Por el contrario, la demanda de deuda pública estadounidense y japonesa disminuyó luego de Lehman pero progresó en 2011. AFP

Etiquetas: , , ,

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.