El gobierno uruguayo cree que la Argentina va a defaultear

El gobierno de Uruguay describió un panorama sombrío de la economía de la Argentina y alertó sobre un posible nuevo default.

En un documento oficial presentado ayer al Poder Legislativo por el gabinete en pleno, con la firma del presidente José Mujica y todos sus ministros, el gobierno uruguayo afirmó que las medidas dispuestas por la administración de Cristina Kirchner con “cambio en las reglas de juego” sumadas a “la falta de confiabilidad de las estadísticas oficiales” han determinado un aumento de “la incertidumbre y desconfianza de los agentes económicos” y que eso explica la fuga de capitales, “la escasez de dólares” y el aumento del precio del “dólar blue”. A juicio de la administración uruguaya, todo eso “agrava aún más el problema” del “sector externo” argentino.

El informe oficial advirtió sobre el diferendo que mantiene con los tenedores de bonos que no fueron renegociados: “Un riesgo adicional que podría presionar aún más la caída de reservas es el conflicto judicial que mantiene el gobierno argentino con los fondos buitre ( holdouts ) que no aceptaron los canjes con quitas en 2005 y 2010, lo que podría llevar al país a una nueva suspensión de pagos”.

Y opina que la política económica seguida por el kirchnerismo -con expansión monetaria y fiscal- ha tenido como resultado “alta inflación y desequilibrios crecientes”.

Estas consideraciones están en el mensaje e informe económico-financiero presentado por el Poder Ejecutivo al terminar el primer semestre del año, en cumplimiento de la obligación constitucional de rendición de cuentas.

En el extenso documento se indica que “la economía argentina continuará mostrando signos de desaceleración” y que por eso “crecerá a tasas bajas”, lo que es tenido en cuenta como contexto regional desfavorable para Uruguay.

“La Argentina continuó verificando un paulatino deterioro de sus fundamentos económicos”, sostiene el documento, en el que se afirma que “la implementación de políticas expansivas, tanto en el plano monetario como en el fiscal, ha derivado en alta inflación y desequilibrios crecientes”.

El gobierno de Mujica indica que “en este marco, el gobierno [de Cristina Kirchner] profundizó las medidas de controles de precios y endureció las restricciones al acceso a dólares en el mercado formal para evitar una mayor pérdida de reservas”. Sostiene que “la discrecionalidad en el manejo de los instrumentos de política económica, el cambio en las reglas de juego y la falta de confiabilidad de las estadísticas oficiales han aumentado la incertidumbre y desconfianza de los agentes económicos, lo que agrava aún más el problema del sector externo”.
Enfriamiento

En otro tramo del extenso documento que pasó a consideración del Parlamento, indica que “en 2012 la economía argentina mostró signos de enfriamiento”. Y advierte que si bien el gobierno argentino dice que “el PBI real creció apenas 1,9% frente a una tasa promedio anual de 7,4% entre 2003 y 2010″, hay “estimaciones privadas” que señalan que en realidad “el crecimiento real del PBI en 2012 habría sido de 0,7%”.

También se menciona que “la demanda interna se desaceleró de manera significativa” porque “creció apenas 2,5% en 2012, frente al 12,1% en 2011″.
Reproches desde la otra orilla

La deuda externa
Para Uruguay, la falta de acuerdo con los holdouts podría derivar en un nuevo default argentino

El Indec
El gobierno de Mujica alertó que la manipulación del Indec generaba un aumento de “la incertidumbre y desconfianza de los agentes económicos”

La política económica
En la visión uruguaya, la gestión de los gobiernos kirchneristas tuvo como principal resultado una “alta inflación y desequilibrios crecientes”. LaNacion

Etiquetas: , ,

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.