Francia y Alemania buscan evasores fiscales en Suiza

Las autoridades fiscales alemanas han iniciado investigaciones sorpresa sobre clientes de Credit Suisse y las autoridades francesas registraron las viviendas de empleados de UBS, como parte de un plan de lucha contra extranjeros sospechosos de evadir impuestos a través de los dos principales bancos suizos.

Alrededor de 5.000 clientes alemanes de Credit Suisse están siendo investigados bajo la sospecha de evasión de impuestos y a algunos incluso les han registrado sus domicilios, según confirmó una fuente del banco este miércoles. Las autoridades fiscales europeas ampliaron sus pesquisas hacia los clientes de los bancos. Mientras tanto, las oficinas de UBS en Lyon, Burdeos y Estrasburgo fueron registradas este martes bajo la sospecha de blanqueo de dinero y ayuda para la evasión de impuestos, según otra fuente de esa entidad. Además, los domicilios privados de empleados de alto nivel de UBS en Estrasburgo fueron también han sido revisados, según las mismas fuentes.

UBS ha señalado que está cooperando con las autoridades. La fiscalía francesa declinó realizar comentarios porque la investigación todavía está en marcha. No ha quedado claro de momento si los registros en Alemania y Francia fueron coordinados o no hubo conexión, a pesar de la coincidencia temporal. Credit Suisse ha señalado que estaba al tanto de que las autoridades fiscales alemanas estaban investigando a sus clientes, pero tampoco quiso realizar declaraciones al respecto. La fuente del banco dijo que las autoridades financieras en las localidades alemanas de Bochum y Düsseldorf estaban investigando si sus clientes habían podido utilizar seguros de vida en Bermudas para evadir impuestos. Las autoridades en ambas ciudades también declinaron realizar comentarios.
Investigaciones tras un acuerdo con Suiza

La investigación alemana se produce en el marco de un acuerdo alcanzado con Suiza para recaudar impuestos sobre los bienes alemanes ocultos en cuentas bancarias suizas que entrará en vigor el próximo año, a la espera de la aprobación del parlamento germano. Düsseldorf y Bochum están en el estado alemán de Renania del Norte-Westfalia, donde el gobierno regional socialdemócrata ha sido uno de los principales opositores al acuerdo, que podría poner fin también a la persecución de los bancos suizos y sus empleados.

“Nuestros inspectores fiscales deberían ser capaces de hacer su trabajo sin impedimentos, que es perseguir a los delincuentes evasores. Ningún acuerdo debería evitarlo”, señaló el ministro de Finanzas de la región, Norbert Walter-Borjans, en un comunicado. Renania del Norte-Westfalia obtuvo los nombres de los clientes de bancos suizos de un informante en 2010. Dos fuentes señalaron a Reuters que los objetivos de la última investigación salieron en parte de esos datos.

Alemania lleva mucho tiempo intentando acabar con la evasión de impuestos. En 2008, los datos filtrados del banco LGT de Liechtenstein revelaron que ciudadanos ricos, incluyendo el exdirector de Deutsche Post Klaus Zumwinkel, habían escondido dinero en el diminuto principado. Zumwinkel fue condenado a una pena de cárcel, que fue suspendida, por reconocer la evasión de impuestos.

Credit Suisse firmó un acuerdo con las autoridades fiscales alemanas el pasado septiembre, acordando pagar 150 millones de euros para poner fin a una investigación sobre la denuncia de que el banco y sus empleados ayudaron a los alemanes a evadir impuestos. En 2009, UBS se vio obligado a pagar una multa y revelar el nombre de 4.500 clientes a las autoridades estadounidenses para terminar con una perjudicial investigación fiscal.ELPais

Etiquetas: , , ,

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.