Fuerte caída del dólar en Uruguay

La suba de la Tasa de Política Monetaria que decidió el viernes el Banco Central repercutió en una fuerte baja del dólar ayer. El equipo económico evaluó como una “reacción esperable” del mercado, aunque es difícil prever si seguirá esta caída.

Como era de esperarse, tras la decisión del Banco Central (BCU) el viernes de elevar la Tasa de Política Monetaria (TPM), la respuesta más rápida fue un aumento sensible en la búsqueda de pesos por parte de los operadores cambiarios, con lo que el dólar cayó 1,5%, la mayor baja en dos meses.

El Comité de Política Monetaria (Copom) del BCU, en su reunión trimestral, decidió aumentar en 0,25 puntos porcentuales la TPM a 9%, con el objetivo de combatir las crecientes presiones inflacionarias. Con una tasa más elevada, la presión sobre el dólar es a la baja pues los inversores buscan adquirir títulos en pesos que son más atractivos. Además, se abaratan los costos de los bienes importados, aunque se pierde competitividad con los socios comerciales

En el equipo económico se evaluó como una “reacción esperable” del mercado -la preferencia por pesos- aunque se señaló que es difícil prever si seguirá esta tendencia.

“El objetivo principal es el control de la inflación” en base a la “evolución reciente y esperada” de los precios a nivel internacional y en el plano doméstico, dijo a El País una fuente oficial.

En ese sentido, reafirmó que la decisión del BCU priorizó en la balanza el combate a los precios por sobre la preocupación por el tipo de cambio.

La tasa de referencia de Uruguay se encuentra entre las más altas del mundo, igualando la de Vietnam, y superando a países como India (8%) y Rusia (8,25%). En el caso de Brasil, principal socio comercial, se amplió la brecha, pues el vecino país tiene una tasa de interés que se ubica en el 7,5%.

En el equipo económico se descarta que esta suba de la TPM aliente la llegada de capitales especulativos del exterior porque el incremento no es significativo y por ende no creen que compense las medidas que tomó el Central para mitigar el ingreso de esos capitales. Además de complicar el manejo monetario, ese tipo de capitales podrían acentuar la caída del dólar.

PRESIÓN.

En este contexto, el dólar interbancario fondo se operó en promedio a $ 20,666. En dicho nivel, el más bajo desde el 29 de mayo, la divisa acumula un ascenso de 3,86% en 2012.

El tipo de cambio comenzó la jornada ya operándose en $ 20,75, desde los $ 20,98 en que había finalizado el viernes, lo que daba indicios de cuál iba a ser la tónica de la jornada. La presión vendedora se fue intensificando hasta que cerca de las 14 horas el mercado se “trancó” en $ 20,63 hasta cerca del cierre. Por su parte, el Banco República (BROU) redujo 35 centésimos la cotización al público hasta su menor valor también desde fines de mayo, al cerrar ayer en $ 20,40 para la compra y $ 20,90 para la venta.

Según agentes cambiarios consultados por El País, la primera reacción del mercado ante la medida del BCU fue de un sensible aumento en la presión vendedora de dólares, la que ejerció un lógico ajuste a la baja sobre el tipo de cambio.

Además, otra característica típica del circuito es la falta de compradores, cuando se da una tónica fuerte tan intensa como la de ayer, algo lógico pues quienes quieren comprar divisas y no tienen apuro, esperan a que el dólar baje más para obtener un mejor precio de compra. De hecho, a través de las pantallas de la Bolsa Electrónica de Valores (Bevsa) se concretaron solamente 19 compraventas por un total de US$ 3,5 millones, la operativa más reducida desde el 18 de septiembre. En tanto, a través de los corredores de cambio se transaron US$ 7,4 millones.

Los operadores agregaron que el mercado esperaba una eventual intervención estatal ayer como forma de restarle volatilidad al tipo de cambio y de ponerle un “piso”, tomando en cuenta además que en Brasil la divisa estaba bajando pero a un ritmo sensiblemente más suave que en nuestro país (finalmente bajó solo 0,08% a 2,0263 reales).

A pesar de la ausencia estatal, no se descarta que en los próximos días sí intervengan el BCU -a cuenta del Ministerio de Economía- y el BROU en la medida que se mantenga el fuerte ritmo bajista, expresaron los operadores.

A su vez, esperan que la divisa muestre fuertes vaivenes en las próximas sesiones en función de eventuales tomas de ganancias.

Analistas económicos habían advertido a El País que la suba de la TPM haría bajar a la moneda estadounidense.

Los economistas coinciden en que son el gasto público y la suba de los salarios los que deben moderarse para contribuir a disminuir el alza de precios.

Entienden que el BCU quedó solo en la pelea contra la inflación sin ayuda del Ministerio de Economía. De hecho, en el año móvil cerrado a agosto, el déficit fiscal fue de 2,3% del Producto Interno Bruto (PIB). La meta es de 1,7% del PIB.

Dato: Operativa fue escasa por lo que se vio como una reacción a suba de la tasa.
BCU ya pagaba más tasa

El Banco Central (BCU), desde hace varias semanas viene convalidando tasas más elevadas en las emisiones de las Letras de Regulación Monetaria (LRM) en pesos, lo que en cierta medida podía hacer presagiar un aumento de la tasa de referencia, estimaron agentes bursátiles consultados por El País.

De hecho, en los plazos más cortos (30 días), ya la semana pasada llegó a superar el 9%, al cortar en 9,04%.

Ayer el BCU colocó una LRM a 30 días cuya tasa media fue de 8,98%. Este leve descenso se debió a un monto emitido más reducido y a un leve aumento de la demanda.ElPais

Etiquetas: , ,

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.