Fuerte crecimiento económico en Colombia y Perú beneficia a los bancos

En el distrito comercial de San Isidro de esta ciudad, los bancos ocupan algunos de los edificios más relucientes, una muestra de la buena fortuna de la industria, impulsada por el auge económico de Perú.

Perú y su vecino Colombia han experimentado un crecimiento económico sólido en los últimos años y la industria bancaria local ha seguido el mismo camino.

Los bancos se han beneficiado de la expansión de su base de clientes potenciales a medida que la clase media crece y más personas salen de la pobreza, lo que a su vez ha alimentado la demanda de préstamos de consumo, tarjetas de crédito e hipotecas. En momentos en que los bancos de EE.UU. aún tambalean tras numerosos escándalos y tienen problemas para generar rendimientos adecuados a sus accionistas, muchos prestamistas en Perú y Colombia hacen alarde de un crecimiento de las ganancias envidiablemente robusto y rendimientos de dos dígitos sobre su capital accionario.

Guillermo Arbe Carbonel, un economista de Scotiabank en Lima, afirmó que la banca peruana ha seguido el ritmo de crecimiento orgánico de la economía y se ha beneficiado de un nivel históricamente bajo de penetración bancaria.

Antes, muchas familias y empresas no estaban en el radar de los bancos y ahora sí, indicó Carbonel. “También se ve en la construcción. Se están construyendo centros comerciales en todo el país y los bancos abrirán sucursales en esos centros comerciales. Ahora, es útil tener una tarjeta de crédito”, aseveró.

Los préstamos hipotecarios están creciendo a tasas de dos dígitos. “Hay una movilidad social muy sólida”, agregó.

Banco de Crédito, que es el mayor banco de Perú con más de 30% de la participación de mercado tanto en préstamos como en depósitos, reflejó la fortaleza de la industria con un aumento de 30% en sus ganancias del primer trimestre. Los préstamos e la entidad aumentaron 21% a US$17.600 millones interanual, impulsados por la banca minorista, en particular hipotecas y préstamos de consumo.

Aunque se prevé que los bancos locales registren un sólido crecimiento en sus ganancias este año, Perú sin dudas enfrenta algunos desafíos. Uno es la dolarización, o el uso generalizado de moneda extranjera, que proviene en parte de la experiencia dolorosa del país con la hiperinflación en los años 80.

Las instituciones financieras de países vecinos, especialmente de Brasil, también están buscando oportunidades en las dos naciones andinas. En febrero, el brasileño BTG Pactual compró Celfin Capital, con el fin de ganar exposición a los mercados de Perú, Colombia y Chile. En junio acordó comprar Bolsa y Renta, de Medellín, la principal corredora de Colombia.

Otro banco brasileño, Itaú BBA, la filial de inversión de Itaú Unibanco Holdings, estableció hace poco operaciones de banca mayorista en Colombia, y aparentemente Corpbanca, de Chile, busca activos en Perú, luego de adquirir los activos de Santander en Colombia.

En este país, el sector bancario también goza de un buen momento y atrajo el interés de inversionistas extranjeros. Préstamos comerciales y para consumo, que representan 90% del portafolio total, crecen a tasas de dos dígitos. Los créditos hipotecarios son sólidos aunque sólo representa alrededor de 8% del total. Aunque los préstamos incobrables han aumentado, se mantienen en niveles históricamente bajos, según Interbolsa.

A fines de los 90, Colombia sufrió una seria crisis hipotecaria, cuando los préstamos incobrables se dispararon. El gobierno intervino y recapitalizó las instituciones financieras que quebraron. Esa crisis retrasó el desarrollo del sector y redujo el crecimiento de los préstamos durante la década siguiente.

Grupo Aval, el enorme conglomerado liderado por el multimillonario Luis Carlos Sarmiento es el mayor grupo financiero de Colombia y controla alrededor de 30% del sector bancario local. Aval es dueño de varios bancos, incluidos Banco de Bogotá, el segundo mayor prestamista del país, y Porvenir SA, el mayor fondo de pensiones.

“Hay muchas oportunidades y los actores internacionales tienden a ver eso. Se están pagando primas para acceder al sistema colombiano”, indicó Felipe Toro, analista de Interbolsa en Medellín. WSJ

Etiquetas: , ,

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.