Fuerte demanda de bonos mexicanos por perspectiva de legislación petrolera que atraería US$ 20.000 millones

Los inversores internacionales aumentan a un nivel récord la tenencia de deuda gubernamental mexicana con denominación en pesos en momentos en que los legisladores se disponen a votar normas para poner fin a siete décadas de monopolio petrolero del país.

Los extranjeros ahora tienen 2 billones de pesos (US$154.000 millones) de los valores, o 37,5 por ciento del total, indicaron los datos más recientes que difundió el banco central. Los rendimientos de los bonos mexicanos de tasa fija han bajado 0,7 puntos porcentuales este año, más del doble del promedio de los mercados emergentes, según Bank of America Corp.

Las comisiones del Senado aprobaron la semana pasada las normas preliminares sobre la forma en que compañías desde Exxon Mobil Corp. hasta Royal Dutch Shell podrán extraer crudo de los yacimientos petrolíferos del país por primera vez desde 1938. Bank of America estima que el fin del monopolio petrolero podría atraer US$20.000 millones de inversión extranjera directa anual.

“Los inversores extranjeros ven las cosas a largo plazo”, dijo en entrevista telefónica desde Chicago Alejandro Urbina, un administrador de dinero de Silva Capital Management LLC, que gestiona US$800 millones, lo que comprende deuda mexicana de tasa fija. “El proceso avanza. No se detuvo. Si no se estanca, será positivo”.

Impulso al crecimiento

En el ultimo año, los extranjeros han comprado el 80 por ciento de los bonos de tasa fija que vendió México con vencimiento a entre cinco y 10 años, así como el 84 por ciento de los que vencen en 20 años o más, dijo ayer Credit Suisse Group AG en una nota a clientes.

Es probable que la votación final de los legisladores sobre las regulaciones que abren el sector de energía se realice a principios de agosto, ha dicho el senador Jorge Luis Preciado, que encabeza el Partido Acción Nacional opositor en la cámara alta mexicana.

El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto dice que los cambios sumarán alrededor de 1 punto porcentual al crecimiento del producto interno bruto para 2018.

El gobierno, que aprobó en diciembre grandes cambios a sus leyes sobre petróleo, trata de reanimar una economía que se expandió apenas 1,1 por ciento el año pasado, el ritmo más lento desde una recesión de 2009. Las disputas políticas han postergado una votación sobre las normas respecto de cómo podrán trabajar las compañías extranjeras con la petrolera estatal Petróleos Mexicanos.

“Los extranjeros continúan comprando”, dijo Benito Berber, estratega de Nomura Holdings Inc., por teléfono desde Nueva York. “Las expectativas en relación con las leyes secundarias se han mantenido a pesar de los retrasos y hasta a pesar de un crecimiento menor que el esperado”.

Alonso Cervera, economista jefe para América Latina de Credit Suisse, dijo que es probable que las compras extranjeras de bonos gubernamentales se reduzcan una vez que la Reserva Federal de los Estados Unidos empiece a subir las tasas de interés -que se encuentran en un bajo nivel récord-, lo que haría declinar la demanda de activos de mayor rendimiento de mercados emergentes.Bloomberg

Etiquetas: , ,

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.