General Electric (GE) revisa oferta por Alstom

General Electric Co. (GE) ha revisado su oferta de US$17.000 millones por el negocio de energía de Alstom S.A. ofreciendo nuevas garantías de control francés en la compañía, en un intento por acabar con las preocupaciones políticas que genera la operación y por mantener alejadas a sus rivales Siemens y Mitsubishi Heavy Industries Ltd. en la puja por la francesa.

La nueva oferta de GE crea tres sociedades conjuntas, controladas en igualdad de condiciones con Alstom, que combinarían, respectivamente, los negocios de redes de ambas compañías, las filiales de energía eólica en mar y generación hidroeléctrica de Alstom, y el delicado negocio de turbinas nucleares que ha sido una preocupación para el gobierno galo.

La oferta mejorada se produce después de que el consejero delegado de GE, Jeff Immelt, se reuniera con autoridades francesas el jueves en un intento final por cerrar la adquisición de la mayor parte del negocio energético de Alstom. GE ha fijado el lunes como fecha límite para que el consejo de administración de Alstom apruebe la oferta.

GE también ha ofrecido vender su negocio de señalización ferroviaria a Alstom para reforzar la división de transportes de la francesa, que fabrica los trenes franceses de alta velocidad, o TGV. Ambas compañías firmaron un memorando de entendimiento para crear “una alianza global” en transportes, anunció GE.

La nueva propuesta “creará una alianza entre nuestras compañías tanto en el espíritu como en la práctica”, dijo Immelt, que añadió que sigue siendo un buen acuerdo para los accionistas de GE a los que ha prometido un cambio hacia el negocio industrial que se vería fortalecido tras el acuerdo con Alstom.

A petición del Gobierno francés, Siemens y Mitsubishi Heavy presentaron una oferta rival por los activos de Alstom a principios de esta semana.

Tras negociar con el Gobierno del presidente François Hollande durante siete semanas, Immelt dijo el jueves que la nueva oferta preservará el papel decisivo de Francia en uno de sus iconos industriales nacionales, a la vez que fortalecerá la compañía, básicamente de transportes, resultante de la operación.

En su nueva oferta, GE creará un par de sociedades conjuntas con Alstom en los negocios de transporte de electricidad y energías renovables. Una de ellas combinará los negocios de redes de Alstom y GE, mientras que la otra unificará bajo una sola compañía los activos de eólica marina y generación hidroeléctrica de Alstom. GE y Alstom controlarán cada una un 50% de ambas compañías.

La tercera sociedad conjunta se encargará de resolver una de las preocupaciones críticas de las autoridades francesas: qué sucederá con los negocios de suministro y mantenimiento de turbinas para centrales nucleares de Alstom si son absorbidos por GE, y por lo tanto, sujetos a la regulación nuclear estadounidense.

La nueva sociedad controlará todos los negocios de Alstom a nivel global relacionados con energía nuclear, así como el de turbinas de vapor para las plantas de generación térmica de carbón de Francia. La sociedad conjunta, controlada a parte iguales por GE y Alstom, concederá al Gobierno francés una “acción preferente”, anunció GE, lo que asegurará el control francés “de los asuntos relacionados con la seguridad y la tecnología de las plantas nucleares”.

Otro “vehículo con un propósito especial”, controlado por el Estado galo, será el propietario de las patentes y licencias de Alstom para las turbinas de vapor Arabelle, específicas para el ámbito nuclear.

La nueva oferta se suma a anteriores incentivos hechos por GE a las autoridades francesas para que aprobasen el acuerdo, que incluyen la garantía de crear 1.000 empleos en Francia en los próximos tres años. GE también ha ofrecido asentar en Francia la sede de cuatro de sus divisiones como parte del acuerdo. WSJ

Etiquetas: , , ,

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.