Google (GOOGL) cierra Google News en España

Google Inc. (GOOGL) se dispone a cerrar el servicio Google News en España por una nueva ley que le exige pagar a las publicaciones de las que reproduce su contenido informativo, lo que añade un nuevo frente a las múltiples batallas regulatorias y legales de la compañía en Europa.

En un blog publicado el miércoles, Google anunció que también eliminará a las publicaciones españolas de su servicio global de noticias. La decisión amenaza con privar a estos medios de un tráfico online crucial para sus noticias, que al ser agregadas a Google News contribuyen a aumentar los ingresos publicitarios de las publicaciones.

En respuesta, el gobierno de España dijo el jueves que no planea modificar la recientemente aprobada Ley de la Propiedad Intelectual, que está previsto entre en vigor el próximo 1 de enero de 2015 y que obligara a las publicaciones a cobrar a los agregadores de noticias como Google News por mostrar extractos de sus informaciones. El Ministerio de Cultura clarificó el jueves que la nueva medida no afectará a redes sociales como Facebook, sino únicamente a agregadores de noticias.

Google anunció que cerraría su servicio español de noticias el próximo 16 de diciembre. La medida no afectará al contenido del motor de búsqueda local de Google en España o su motor de búsqueda global google.com.

Google News no vende publicidad, pero el servicio atrae a usuarios a los buscadores de Google, lo que ayuda a la compañía a seguir siendo uno de los destinos de internet más populares, posición que le reporta otros beneficios. Sin embargo, Google anunció que la nueva ley hará insostenible su servicio de noticias en España.

“Ya que la propia Google no genera ingresos (no mostramos ninguna publicidad en nuestra página) este nuevo enfoque es simplemente no sostenible”, dijo en el blog Richard Gingras, responsable de Google News.

Las autoridades españolas han defendido que la ley sencillamente exige a Google dar una compensación justa a los creadores de contenidos. La normativa no establece el importe que Google u otros agregadores deben pagar a los medios. Esta previsto que esto se decida en los próximos meses en otro paquete de medidas que el gobierno quiere diseñar a través de consultas con agregadores de noticias y representantes de medios de comunicación.

Al cerrar el servicio en España, Google se anticipa a esas conversaciones. Se desconoce si Google ha mantenido un diálogo de forma separada con el gobierno o con publicaciones españolas. Un representante de Google en España no respondió inmediatamente a solicitudes de comentarios al respecto.

Las publicaciones de todo el mundo tienen una relación de amor-odio con Google News. El servicio atrae a muchos lectores a las páginas web de periódicos y otras publicaciones, lo que les permite generar ingresos mediante la venta de publicidad. Google News publica pequeños resúmenes de muchas noticias junto al enlace con la página web de la publicación. En Estados Unidos, esta práctica está considerada como un trato justo, aunque algunas publicaciones se quejan de que Google utiliza el contenido sin pagar por ello.

La ley alemana exige ahora a Google que pague por los derechos de publicar otros contenidos que no sean vínculos a artículos y titulares. Google rechazó pagar esos derechos, pero ofrece a las publicaciones una opción: o los publica gratuitamente o se enfrentan a la eliminación de las reseñas y fragmentos de sus servicios, como Google News.

La compañía alemana Axel Springer, muy crítica con Google, exigió a Google que le pagara este otoño. Sin embargo, Axel le dio permiso a Google para utilizar sus contenidos cuando el tráfico de sus noticias a través de Google News y del motor de búsqueda de Google se desplomó.

“Imagino que el medio de comunicación por el que se diseñó esta ley empezará a echar de menos el tráfico online que le proporcionaba Google”, dijo Colin Sebastian, analista R.W. Baird.

La ley española, que fue aprobada en julio, exige a las publicaciones que cobren a Google News y a otros agregadores de noticias por utilizar fragmentos de sus noticias.

La legislación española es sólo uno de los puntos de tensión de Google en Europa, donde se enfrenta a un torrente de ataques por parte de gobiernos y reguladores, ya sean críticas, el escrutinio de sus pagos de impuestos o sus prácticas de gestión de datos. Otras compañías tecnológicas también se enfrentan a dificultades. El gobierno de Reino Unido ha propuesto una ley, dirigida parcialmente a las compañías multinacionales del sector tecnológico y denominada ‘tasa Google’ por la prensa británica, que pretende penalizar el traslado inapropiado de beneficios para evadir impuestos.

Un tribunal europeo este año obligó a Google a eliminar los vínculos a algunas páginas web por petición de usuarios, una medida conocida como “derecho al olvido”.

Los legisladores de la Unión Europea recientemente aprobaron una medida no vinculante que permitiría la posible escisión de Google, una medida cuyos partidarios afirman tiene como objetivo espolear a los reguladores para que actúen a mayor velocidad a la hora de investigar a compañías por posibles prácticas contra la competencia.

Joaquín Almunia, excomisario europeo de la Competencia, dijo inesperadamente en septiembre que reabriría una investigación a Google que él anteriormente había defendido, como respuesta a los comentarios “muy, muy” negativos de las compañías que habían presentado quejas formales contra Google, dijo Almunia en ese momento.

Dependerá ahora de su sucesora, la danesa Margrethe Vestager, el decidir si presenta cargos formales o si retoma las conversaciones para alcanzar un acuerdo.  EFE

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.