Grecia queda sola ¿Sobrevive?

Cuando lo aconsejable era brindar un apoyo concreto a la economía griega, Alemania optó por no poner ni un euro en el país helénico. Si bien Grecia no ha solicitado ayuda, hubiese resultado una señal positiva para la estabilidad del bloque económico, que exista la posibilidad de acercarles recursos en caso necesario, para de este modo asegurar que no tendrá mayores problemas, al menos durante el presente año. Es cierto que el gobierno griego es responsable de lo que le está ocurriendo a su economía, pero también es cierto que lo más probable es que las consecuencias excedan sus propias fronteras.

Quizás Angela Merkel y su gobierno haya utilizado una forma de pensar en términos de causa-efecto lineal. La canciller alemana está segura de que la crisis en Grecia no va a afectar la estabilidad del euro ¿Y qué podría pasar si también entrara en crisis España sola o conjuntamente ya sea con Irlanda, Italia y/o Portugal? Si Grecia entra en crisis, lo más probable es que también arrastre a España y en este supuesto escenario, ya no está tan claro que la estabilidad del euro esté resguardada.

El apoyo que está recibiendo por estos momentos la economía griega es solamente a través de buenos deseos. “Buena suerte”, le dicen tanto desde las principales potencias del bloque como desde el Banco Central Europeo (BCE), quien asegura que los problemas de Grecia no son de la zona del euro, como si pudiera quedar aislada de lo que le ocurre a una de sus partes integrantes.

Ante la soledad de esta situación, y las exigencias que desde el exterior, el gobierno de Papandreou recibe tanto desde la Comisión Europea (CE) como del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Parlamento griego aprobó el pasado viernes un plan de ajuste en el que espera reducir su déficit fiscal en 4.800 millones de euros, que incluye un aumento general de impuestos y una reducción de un 8% del sueldo de los empleados estatales.

El ajuste era el que se le reclamaba a Grecia, era el ajuste necesario para limitar el riesgo de default. Pero este ajuste puede provocar mayores costos que los beneficios esperados.

La situación social es frágil. Más de 10.000 personas se habían congregado para protestar contra el paquete de medidas que finalmente se aprobó, protesta que incluyó corridas, piedrazos y gases lacrimógenos. El frente político se encuentra muy dividido. Ello quedó reflejado en el hecho que el paquete de ajuste fue aprobado por mayoría simple, exclusivamente con los votos del partido socialista Pasok del premier Giorgos Papandreou, mientras que los diputados comunistas, habían abandonado el recinto como forma de protesta.

Papandreou confirmó que Atenas no solicitó ayuda directa. “Escuché el apoyo positivo de Merkel a las medidas que ha tomado Grecia”, dijo, en referencia al tercer paquete de medidas de austeridad anunciado esta semana.

“No necesitamos su dinero, sólo el apoyo de la UE” repetía el primer ministro griego. Pero ¿Qué implica el apoyo de la UE? Lo que pretende el gobierno de Grecia es que se frene la especulación en torno a una posible caída en default.

Con un déficit fiscal del 12,7% y con un nivel de deuda de 113% en términos de su Producto Bruto Interno (PBI), las perspectivas para que Grecia pueda eludir el colapso no son muy alentadoras.

¿Alcanzará el ajuste que el Parlamento griego acaba de aprobar para evitar el default? “Las medidas de austeridad demuestran nuestra credibilidad y determinación”, decía el primer ministro griego. La cuestión pasa por saber si esta austeridad y determinación han llegado a tiempo.

Jean-Claude Juncker, primer ministro de Luxemburgo, quien preside las reuniones del grupo de ministros de Finanzas de la eurozona, asegura que este paquete de medidas será suficiente para alcanzar sus metas de reducción del déficit este año.

Algo que ha resultado por demás alentador, ha sido la colocación de 5.000 millones de euros de deuda por parte de Grecia en los mercados voluntarios, con una demanda que más que triplicó la oferta concretada (también lo hizo España).

A pesar de la exitosa colocación, el costo financiero que ha tenido que enfrentar el gobierno griego para concretarlo fue de 300 puntos básicos sobre el mid-swap, esto quiere decir, ha tenido que pagar un 6,39% de interés.

Si bien el ajuste y la vuelta al mercado de deuda se pueden tomar como dos elementos positivos en términos de la sostenibilidad de la situación en la economía griega, los riesgos que pueden llevarla a la crisis son aún elevados.

Vale recordar, como advierte Cinco Días, que entre los meses de abril y mayo, Grecia tiene que refinanciar vencimientos por 20.000 millones de euros. Y en caso que el país helénico lograra el refinanciamiento que necesita (lo cual es esperado por el mercado), será clave la evolución de su economía para calmar la tensión social y lograr que la recaudación fiscal se recupere.

La recuperación de la economía griega ha pasado ahora a ser un tema prioritario. El diputado liberal alemán Frank Shäffler, miembro de la comisión parlamentaria de Finanzas, había recomendado para que Grecia logre sanear su economía que: “El Estado griego debe desprenderse de forma radical de sus participaciones en empresas y también vender terrenos; como por ejemplo, sus islas deshabitadas”.

Vale mencionar que Grecia tiene 6.000 islas extendidas por el mar Egeo y solamente 227 de ellas están habitadas, según la información que surge de la web del ministerio de Turismo helénico. ¿Deberá Grecia poner varios carteles de venta en partes de su territorio para no tener que cerrar las persianas en todo el país a causa del default? Por el momento, la sensación es que se debe esperar a ver qué ocurre. Si el contexto económico en Grecia comienza a mejorar y las medidas de ajuste logran el efecto esperado, el país helénico habrá dado un buen paso para salir de esta incómoda situación (aunque aún tiene un largo camino por recorrer), si la situación se agrava, no existen muchas opciones para escapar al default ya que Grecia parece haber quedado sola en su lucha, una mala decisión para la estabilidad del euro.

Horacio Pozzo

Etiquetas: , ,

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.