Inversores dejan Venezuela y vienen a Argentina?

La posibilidad de que el nuevo presidente que emerja tras la elección de 2015 en la Argentina sea más ‘amigable’ con los mercados financieros está ayudando a atraer a los inversores en mercados emergentes que se disponen a salir de Venezuela desilusionados con Nicolás Maduro,  el sucesor de Hugo Chávez.

Los bonos de deuda argentina denominados en dólares mostraron un aumento desde que la derrota del oficialismo en las últimas elecciones legislativas liquidaran la posibilidades impulsar cambios constitucionales para buscar un tercer mandato para la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Esto se vio reflejado en rendimientos de hasta 11,24%, hasta la fecha, lo que representa 3,32 puntos porcentuales menos que en Venezuela. Así, los costos de endeudamiento de Argentina alcanzaron su nivel más bajo en términos relativos desde noviembre de 2011, según JPMorgan Chase & Co.

Aunque los gobiernos de Argentina y Venezuela siguen con medidas que avivan la inflación y fogonean la creciente demanda de dólares en el mercado negro, los inversores no tienen la misma mirada hacia ambos países: mientras que en la Argentina esperan que el sucesor de Cristina pueda resolver los desequilibrios, el presidente venezolano, Nicolás Maduro profundiza en medidas económicas que crean un malestar general, observa la consultora AllianceBernstein LP en un informe. Ejemplo de ello es que los rendimientos de la deuda venezolana subieron este mes cuando Maduro ordenó la ocupación militar de una cadena de venta al por menor para reducir los precios.

“Hay una percepción de que las historias económicas de los dos países están empezando a divergir”, opina el economista para América Latina de AllianceBernstein, Fernando Losada, según un cable de Bloomberg. “Mientras que en la Argentina por lo menos hay esperanza de que habrá un cambio hacia una situación más favorable al mercado, en Venezuela sucede todo lo contrario”.

En el último mes, los precios de los bonos argentinos subieron a su nivel más alto en un año, mientras que la deuda venezolana cayó a mínimos de 22 meses . El 12 de noviembre, los bonos de Venezuela con vencimiento el 2027 cayeron 3,76 centavos de dólar a 72,24 centavos de dólar después de Maduro envió al ejército a un comercio de artículos electrónicos como parte de su esfuerzo para sofocar la inflación, que subió a 54% el mes pasado. Cronista

Etiquetas: , ,

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.