Inversores dudan de Alibaba

A medida que Alibaba Group Holding Ltd. se prepara para la que sería una de las mayores salidas a bolsa de la historia, enfrenta el reto de convencer a los inversionistas que será una buena compra.

Algunos quizás necesiten un poco de más motivación.

Varios inversionistas y analistas indicaron el miércoles que las más de 2.000 páginas que el gigante chino de comercio electrónico entregó el martes a los reguladores dejan muchas preguntas importantes sin respuesta. Por ejemplo, no especifican el desempeño particular de las principales plataformas de comercio electrónico que generan la mayor parte de sus ingresos, los detalles del negocio de la filial de pagos electrónicos Alipay, su estrategia para una serie de recientes adquisiciones costosas y sus planes de mejorar la forma que entrega paquetes a los clientes chinos.

Muchos inversionistas esperan con ansias esta emisión de acciones, ya que Alibaba cuenta con una cuota de 80% del prometedor mercado de comercio electrónico de China. Los resultados financieros divulgados el martes mostraron una empresa de veloz crecimiento con amplios márgenes de ganancias.

Aun así, la salida a bolsa ocurre solo un año después de que las acciones de empresas de Internet chinas que cotizan en EE.UU. se recuperaron de un duradero bajón provocado por una serie de escándalos contables y preocupaciones sobre la publicación adecuada de resultados.

“Creo que hay muchos huecos que no han sido llenados”, afirmó el analista Kelland Willis sobre la emisión de documentos. “La gente en Occidente tienen sospechas sobre la forma en que las empresas chinas están operando, y querrán tener cifras específicas y detalles sobre los libros contables de Alibaba”.

Alibaba tiene tiempo para ofrecer más explicaciones. El gigante de comercio electrónico, que se valoró a sí mismo en US$109.000 en abril y podría lograr una valoración de hasta US$250.000 millones, está listo para lanzar una larga serie de reuniones de reuniones con inversionistas antes del debut bursátil, previsto para finales del tercer trimestre, según personas al tanto. La empresa además probablemente presentará enmiendas a su presentación inicial de documentos, indicaron esas fuentes.

Aunque el escepticismo ha disminuido desde el año pasado, muchas empresas chinas que cotizan en bolsas estadounidenses aún enfrentan preocupaciones entre los inversionistas sobre su transparencia. La Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. ha indagado sobre la contabilidad de más de 130 de estas empresas en años recientes.

La estructura de Alibaba también hace que los requerimientos regulatorios sean más estrictos, dicen algunos inversionistas. Aunque el fundador de la compañía Jack Ma cuenta con menos acciones que los importantes accionistas SoftBank Corp. y Yahoo Inc. (YHOO) él y un grupo de 28 socios pueden nombrar a la mayoría de los directores. La documentación no revela los nombres de los socios, que indica que son miembros de la gerencia de Alibaba o empresas vinculadas.

Los ejecutivos de la empresa también controlan Alipay, que la firma describe como algo importante para sus operaciones, pero Alibaba no cuenta con una participación. La documentación no reveló los resultados financieros de Alipay.

Los documentos señalan que el sistema de nominación está diseñado para preservar “la cultura creada por los fundadores (de Alibaba) y al mismo tiempo tomar en cuenta el hecho de que los fundadores inevitablemente se retirarán de la compañía”.

Los escasos detalles plantean preocupaciones de transparencia ya que la “estructura (de Alibaba) aún concentra el poder en una cuantas manos”, anotó Tony Hsu, un gestor de portafolio en Shanghai del fondo de cobertura estadounidense Dalton Investments. Indicó que le gustan los prospectos de largo plazo de Alibaba, pero agregó, “es un poco sorprendente para un negocio de esta escala no proporcionar datos más granulares”.

Los negocios principales de Alibaba son sus sitios de compras en línea chinos, Taobao y Tmall. Pero la empresa no ofreció cifras particulares del desempeño da cada negocio, y en lugar los combinó con una tercer plataforma más pequeña en una categoría empresarial que denomina “comercio de China” que genera más de cuatro quintos de sus ingresos. Para los nueve meses concluidos el 31 de diciembre, el negocio combinado consiguió ingresos de 35.170 millones de yuanes (US$5.640 millones), un aumento de 60% frente al mismo periodo del año anterior.

En total, Alibaba reportó ganancias de 17.710 millones de yuanes, más de cuatro veces el monto del mismo lapso del año previo. Los ingresos totales fueron de 40.470 millones de yuanes.

“Lo que uno quiere ver es algunas cifras financieras sobre Tmall vs. Taobao vs. Alipay”, apuntó Grace Su, analista de investigación en ClearBridge Investments, que gestiona US$94.800 millones.

En los documentos, Alibaba señaló que quería evitar fijar metas de desempeño para divisiones concretas para motivar la colaboración.

Muchos inversionistas indicaron que no les preocupaban los datos que divulgó la empresa, debido a la presencia de Alibaba como la empresa dominante de comercio electrónico en el mercado de alto crecimiento de China.

La empresa gana dinero cobrando a vendedores cuotas por anuncios. También cobra comisiones de entre 0,5% y 5% a empresas que operan en Tmall, un sitio que muestra escaparates controlados por empresas de marca más grandes como Apple Inc.  y Gap Inc.

Los analistas dicen que el tamaño de Tmall es particularmente importante, ya que el sitio enfrenta una competencia cada vez más intensa con JD.com, el segundo mayor sitio de comercio electrónico de China, que vende productos directamente mediante su propia red de logística. WSJ

Etiquetas: ,

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.