Inversores ignoran más de la mitad de las calificaciones de Moody’s (NYSE:MCO)

El mercado global de bonos mostró este año más desacuerdos que coincidencias con Moody’s Investors Service (NYSE:MCO) y Standard Poor’s cuando las compañías dijeron a los inversores que los gobiernos se hacían más seguros o de mayor riesgo.

Los rendimientos de los valores soberanos fueron en dirección opuesta a lo que sugirieron las calificaciones en 53 por ciento de las 32 mejoras, bajas y cambios de perspectivas crediticias, según datos que recopiló Bloomberg. Es peor que el promedio a mayor plazo de 47 por ciento sobre la base de más de 300 cambios desde 1974. Los inversores ignoraron este año el 56 por ciento de los cambios de calificación y perspectivas de Moody’s y el 50 por ciento de los de S&P.

En cuanto a la deuda nacional, seguir las decisiones de los árbitros de riesgo crediticio es menos confiable que lanzar una moneda al aire para determinar los costos crediticios. Si bien las compañías enfrentan procesos legales y más regulación luego de contribuir a la peor calamidad financiera desde la Gran Depresión, los políticos mencionan las calificaciones como motivo para la austeridad cuando Europa se encuentra en recesión y la Reserva Federal de los Estados Unidos ha reducido su pronóstico de crecimiento.

“Las autoridades deberían preocuparse más por el mercado que por las compañías calificadoras porque es ahí donde los costos reales se confirman”, dijo el 14 de diciembre en entrevista telefónica Brett Wander, el máximo responsable de inversión para renta fija en San Francisco de Charles Schwab Investment Management Inc., que administra unos US$200.000 millones. “Las agencias de calificación crediticia siempre están rezagadas en relación con las verdaderas bases económicas, mientras que los mercados se adelantan”.

Degradaciones europeas

Moody’s, que en 1909 contribuyó a iniciar la actividad de calificación de las empresas por su capacidad de reembolsar deuda, ha bajado este año la calificación de 6,4 gobiernos por cada mejora de calificación en los Estados Unidos y Europa, la proporción más alta desde por lo menos 2002, indican datos de Bloomberg. S&P ha reducido 4,3 calificaciones por cada aumento de nota.

A pesar de ello, los bonos europeos viven su mejor año desde 1998 y retornaron 11,5 por ciento hasta el 14 de diciembre, según el índice Euro Government de Bank of America Merrill Lynch. Los mejores bonos del mundo fueron los valores griegos, que aumentaron 84 por ciento, y los pagarés portugueses, que subieron 55 por ciento, según índices que recopiló la Federación Europea de Sociedades de Analistas Financieros, EFFAS por la sigla en inglés.

Los rendimientos del total de valores gubernamentales declinaron a un bajo nivel récord de 1,36 por ciento el 28 de noviembre, según datos del índice de Bank of America Merrill Lynch que se remontan a 1996. Los bonos retornaron 4,5 por ciento este año.

“Si alguna vez hubo pruebas positivas de que las calificaciones eran un indicador rezagado, sin duda así ha sido en lo que respecta a la forma en que las agencias calificadoras han respondido a” los tres años de crisis de la deuda de Europa, dijo el 12 de diciembre en entrevista telefónica Bonnie Baha, jefa de crédito desarrollado global de DoubleLine Capital LP, que tiene sede en Los Ángeles. La brecha entre los bonos del Tesoro de los Estados Unidos y los otros bonos es más confiable, dijo.

Bloomberg

Etiquetas: , ,

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.