La fragata Libertad, presa de un fondo buitre, sólo cubre el 1% de la deuda argentina: Bloomberg

Pese a todo el bochorno que causó a la Argentina el multimillonario Paul Singer al retener uno de los buques de su armada, el mayor triunfo en una disputa que lleva una década no lo acerca más que un 1 por ciento a recuperar sus US$1.600 millones de deuda.

El director del fondo de cobertura aún no tiene el poder necesario para obligar al gobierno a llegar a un acuerdo, después que Argentina pidió ayuda a las Naciones Unidas, evacuó a parte de los 326 tripulantes y removió al jefe de su armada desde que Ghana embargó la nave de instrucción en nombre de Singer el 2 de octubre, según Anna Gelpern, profesora de la Universidad de Georgetown. Singer, que posee deuda incluida en el impago de US$95.000 millones de Argentina, rechazó dos ofertas de reestructuración que pagaron a los inversores 30 centavos por dólar de valor nominal y está intentando obligar al país sudamericano a devolver la totalidad de la deuda.

Aunque los esfuerzos de Singer, que van desde congelar los fondos del banco central argentino en Nueva York a retener la fragata de la marina en África, no le han permitido recuperar su deuda, la negativa de Argentina a resolver los reclamos también impide a la nación recurrir a los mercados internacionales de crédito desde hace más de una década. Esto ha llevado al gobierno a usar sus reservas de divisas para pagar deudas y elevó el costo del endeudamiento a más del doble del promedio de 4,64 por ciento para los países en desarrollo.

“Esto se pone cada vez más loco”, dijo Gelpern en una entrevista telefónica desde Washington. “Están tirando barro a la pared para ver qué queda pegado”.

Inmunidad de soberanía

El rendimiento promedio de los bonos emitidos por Argentina, el mayor exportador de soja del mundo, es de 10,62 por ciento, más del doble de la tasa de 4,875 que ofreció Bolivia, uno de los países más pobres de la región, para vender bonos a diez años el 22 de octubre.

Ghana retuvo a la fragata argentina luego de que un tribunal de la nación de África occidental falló a favor de un planteo de NML Capital Ltd de Elliott Management de que el prospecto de los bonos argentinos impagos renunciaba a la inmunidad de soberanía sobre los activos embargables.

Argentina modificó los prospectos de los bonos emitidos en sus reestructuraciones de 2005 y 2010 para exceptuar a determinados activos, como las propiedades militares, de la renuncia a la inmunidad de soberanía.

Los abogados de NML el 5 de octubre escribieron una carta donde manifestaban que el fondo autorizaría al buque a dejar el puerto de Tema si Argentina depositaba una fianza de US$20 millones, según correspondencia legal que obtuvo Bloomberg.

Es improbable que Argentina permita que una nave de US$20 millones la obligue a negociar con Elliott luego de desbaratar sus maniobras legales durante una década y en cambio podría plantarse en su postura, dijo Jorge Piedrahita, máximo responsable ejecutivo de Torino Capital LLC.

“No creo que el gobierno se sienta más presionado a llegar a una solución con los fondos buitres con este barco”, agregó Piedrahita en una entrevista telefónica desde Nueva York. “Está ideológicamente parapetado para no hacerlo”.

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.