La pelea argentina por los bonos llega a la TV

Argentina y los acreedores que se enfrentan en una pelea legal que lleva trece años están redoblando sus esfuerzos para influir en la opinión pública con anuncios en la televisión, los diarios e Internet.

La American Task Force Argentina, grupo de lobby financiado en parte por los fondos de cobertura que tratan de cobrar los US$1.500 millones que se les deben luego de la cesación de pagos argentina de 2001, la semana pasada gastaron alrededor de US$1 millón en publicidad, según el copresidente de la agrupación, Robert Shapiro. Los spots, en los que se afirma que a los jubilados argentinos y los bonistas minoristas se los está estafando al no pagarles lo que se les debe, aparecieron en canales de los EE.UU. como CNBC, CNN y Bloomberg Television, así como en los sitios web de Politico, The New York Times y Bloomberg.

“Argentina, estas personas merecen un mejor trato”, dice una voz al final de un spot de 60 segundos que hace referencia al caso de una mujer que perdió los ahorros de toda su vida después de comprar los bonos para financiar parte de la atención que necesita su padre de 97 años. “No es demasiado tarde para llegar a un acuerdo con tus bonistas y pagar tus deudas”.

La campaña televisiva, que comenzó la semana pasada, busca rebatir la calificación de “buitres” que se aprovechan de los países en apuros que Argentina aplica a los holdouts, los acreedores que no aceptaron los canjes de deuda. Argentina sacó anuncios a toda página en los diarios de todo el mundo para condenar el fallo de un juez estadounidense que bloquea el pago de los bonos extranjeros del país hasta que este no salde el total de la deuda con los fondos de cobertura o llegue a un acuerdo. El 8 de agosto, el juez de distrito de los EE.UU. Thomas Griesa dijo que Argentina podría ser declarada en desacato si los funcionarios no dejan de realizar declaraciones falsas y engañosas en sus anuncios.

La presidente Cristina Fernández de Kirchner dijo anoche que enviará al Congreso un proyecto de ley para permitir que el país pague a los bonistas extranjeros a través de cuentas locales como modo de eludir el fallo. A los holdouts que presentaron una demanda también se les depositarán los fondos localmente conforme a los términos de reestructuración originales como muestra de buena fe, dijo la mandataria.

Paul Singer

“Sólo estamos respondiendo a la campaña de difamación de los fondos buitres contra el gobierno argentino”, aseguró Severino Czapski, que gestiona la cuenta del gobierno en la oficina de Buenos Aires de la agencia de publicidad Chasqui International. “Recurren a un teatro y un drama que no se corresponden con la seriedad del tema. Nuestro objetivo es usar hechos”.

La ATFA es financiada por miembros como Elliot Management Corp. de Paul Singer, que se unió a otros acreedores que rechazaron las reestructuraciones de deuda de 2005 y 2010 y presentaron una demanda para recibir el pago completo que tuvo un dictamen favorable. Otros miembros son la U.S. Cattleman’s Association, The National Black Chamber of Commerce y Montana Women Involved in Farm Economics.

El gobierno argentino y los holdouts buscan fortalecer su imagen en el país y el extranjero, según Diego Ferro, co-máximo responsable de inversiones de Greylock Capital Management LLC de Nueva York.

“Esto pasa por la imagen de cada una de las partes, por culpar al otro, por tratar de mejorar la propia posición”, señaló.Bloomberg

Etiquetas: , , , ,

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.