Las consecuencias para las empresas de la sanción de la UE a Rusia

Las nuevas sanciones de la Unión Europea contra Rusia anunciadas el viernes endurecieron las sanciones económicas contra bancos, fabricantes de armas y la mayor compañía de petróleo del país, Rosneft, para castigar a Moscú por lo que Occidente ve como intentos para desestabilizar Ucrania.

Se espera que Estados Unidos anuncié sanciones adicionales el viernes más tarde.

Las medidas de la UE, que se hicieron oficiales después de un acuerdo preliminar anunciado el jueves, amplían el alcance de las sanciones impuestas en julio.

Aumentan las restricciones a los mercados de capitales de Europa, lo que limitará aún más la capacidad de las empresas rusas de recaudar dinero, por ejemplo. Las sanciones se aplican ahora también a grandes compañías petroleras y de defensa, no sólo a los bancos.

Del mismo modo, la UE amplió el ámbito de aplicación de los límites existentes a la exportación de bienes europeos de alta tecnología y otros elementos que también podrían ser utilizados con fines militares, los llamados productos de doble uso.

Las sanciones prohíben también a otros 24 funcionarios rusos viajar a la UE y congelan sus activos allí.

Entre los rusos afectados hay cuatro vicepresidentes del parlamento y dirigentes de los separatistas en el este de Ucrania. También afectan al empresario Sergey Viktorovich Chemezov, quien durante la Guerra Fría sirvió en el servicio de inteligencia soviético en Alemania junto al presidente Vladimir Putin y ahora se le conoce como uno de sus “allegados”, según la UE.

Las sanciones de la UE prohíben a las empresas de la UE participar en nuevos contratos de exploración y extracción de crudo así como servicios relacionados en el Ártico ruso, tanto en aguas profundas como en proyectos de petróleo de esquisto. La rusa Rosneft tiene una participación mayoritaria del Estado ruso, pero la británica BP tiene una participación del 19,75%.

Las limitaciones contra empresas rusas sobre acceso a los mercados financieros de Europa también alcanzaron al operador de ductos Transneft, la filial petrolera del gigante energético ruso Gazprom, de propiedad estatal, y el fabricante de aviones United Aircraft Corporation.

En la lista de los objetivos europeos contra Rusia brilló por su ausencia la industria rusa del gas, debido a que muchos países de la UE dependen de las importaciones de gas ruso. Las sanciones golpean únicamente a la filial de petróleo crudo de Gazprom.

El gobierno ucraniano y separatistas pro rusos están enzarzados desde mediados de abril en un conflicto en el este de Ucrania en el que han muerto 3.000 personas, según Naciones Unidas.

Ucrania y Occidente acusan a Rusia de suministrar armas y reclutas a los rebeldes. AP

Etiquetas: , ,

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.