Los precios del maíz seguirán altos porque Argentina no pudo suplir las pérdidas de Estados Unidos

Los precios del maíz se mantendrán altos, ya que la cosecha récord de Argentina y una con muy buen rendimiento de Brasil no podrán reponer los acopios tras las pérdidas en la producción que generó la peor sequía que vivió Estados Unidos desde la década de los años 30, dijeron las Naciones Unidas (ONU).

“Todavía es prematuro hablar de una recuperación total en la producción, en las reservas, y de una baja en los precios internacionales”, dijo Liliana Balbi, economista sénior en la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO, en inglés) de la ONU. Dijo que sería preciso que se operase una recuperación en el volumen producido de Estados Unidos, que es el mayor exportador y productor, y que hubiese cultivos de reserva en China y Europa, de modo de aliviar las inquietudes por el abastecimiento.

Los inventarios globales caerán en un 12 por ciento a su mínimo récord en seis años del orden de 116 millones de toneladas métricas ante de que se produzca la cosecha 2013 del hemisferio norte, ya que la sequía causó la máxima reducción en el volumen producido que se verificó desde 1996, dijo el departamento de Agricultura (USDA, en inglés) el 11 de enero. Si hubiera precios más elevados, estos frenarían las bajas del costo de los alimentos que sigue la ONU. Goldman Sachs Group Inc. insistió ayer en su pronóstico de que el maíz subiría a US$8,25 por fanega en un plazo de tres meses y dijo que era necesario que el clima de Estados Unidos mejorase para que hubiera una recuperación en la próxima cosecha.

La cosecha de Argentina subirá súbitamente al récord de 25,5 millones de toneladas durante el ejercicio que comienza el 1.º de marzo, de las 21 millones de toneladas del año anterior, dijo Balbi, quien dirige un equipo de la FAO que se ocupa de formular advertencias sobre las posibles interrupciones que pudieren tener lugar en las reservas de alimentos. El cálculo de la FAO subió cuando la mejora en las condiciones impulsó la rentabilidad, dijo en una carta electrónica que le dirigió a Bloomberg ayer, antes de que se publicara el informe sobre el país.

Precios récord

La caída de los precios récord alentó el uso de alimento de engorde para ganado y aves, lo que hizo medrar las reservas de Estados Unidos a 204 millones de toneladas (cerca de 8.000 millones de fanegas) al 1 de diciembre, lo que constituye el acopio posterior a la cosecha más pequeña en nueve años, según los datos del USDA. Las reservas mundiales serán del 13 por ciento para el consumo de alimentos, endulzantes, etanol y comida para animales, lo que es la menor proporción desde 1974, según muestran los datos del USDA.

“Las reservas de antiguos granos todavía pueden reforzarse aun más, sin experimentar precios más elevados”, escribieron los analistas de Morgan Stanley, dirigidos por Hussein Allidina, en un informe de fecha 11 de enero.

El USDA calcula que Argentina producirá 28 millones de toneladas. Brasil, listo para superar a Argentina en lo que respecta al lugar del segundo exportador más importante, cosechará 71 millones de toneladas, o sea un millón de toneladas más que las que se esperaban en diciembre, dijo el ministerio que tiene su sede en Washington el 11 de enero. Estados Unidos acopió 273,8 millones de toneladas de maíz en 2012, contra un 13 por ciento del año anterior, dijo.

Bloomberg

Etiquetas: , , ,

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.