Luego de 20 años, emergentes pierden reservas

La pérdida de competitividad de los países emergentes, junto a la salida de capitales y la preocupación por la política monetaria norteamericana llevó a que sus bancos centrales perdieran el año pasado reservas internacionales por primera vez en dos décadas.
De acuerdo a datos del Fondo Monetario Internacional (FMI) las reservas totales en moneda extranjera en las economías emergentes y en desarrollo se redujo u$s 114.500 millones en términos anuales en 2014 hasta los u$s 7.740 billones. Los datos dan cuenta de la primera caída anual desde que la serie de datos del FMI comenzó a publicarse en 1995. En su apogeo, las reservas de los mercados emergentes alcanzaron u$s 8.060 billones al final del segundo trimestre del año pasado.
Según consignó el Financial Times, de acuerdo a datos de ING Investment Banking para las principales 15 economías en desarrollo, la caída de reservas internacionales en estos países se aceleró en enero y febrero de este año, cuando las arcas se contrajeron en un total de u$s 299.700 millones. Los datos de ING también demuestran que las arcas de los emergentes se redujo en términos anuales sin precedentes en el trimestre que va desde diciembre a febrero.
Nueve de 10 economistas de mercados emergentes que fueron encuestados por el Financial Times sostuvieron que los países en desarrollo pasaron el pico de acumulación de reservas y podrían continuar viendo el descenso de sus arcas en los próximos meses.
El retroceso en la acumulación de moneda extranjera podría complicar la habilidad de las economías emergentes para continuar comprando deuda estadounidense y europea, una tendencia que ha sido un motor de crecimiento en el oeste durante la última década.
“Pasamos el pico de las reservas internacionales en mercados emergentes, que fue en junio del año pasado. Desde entonces estuvimos viendo descensos en los principales países emergentes, con excepción de México, India e Indonesia”, dijo al Financial Times Maarten-Jan Bakkum, estratega de mercados emergentes de ING Investment Management.
La acumulación de reservas en mercados emergentes, de u$s 1700 billones desde fines de 2004, ha sido una piedra fundacional en la economía mundial durante la última década. Gran parte del capital que los mercados emergentes absorbieron de excedentes comerciales, inversiones directas y de cartera se reciclaron en los mercados de deuda de Estados Unidos y Europa, ayudando a financiar el crecimiento de deuda en países en desarrollo. Cronista.ar

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.