Manipulación de divisas en Brasil por grandes bancos internacionales

La agencia antimonopolio de Brasil está investigando a los bancos Citigroup Inc., HSBC Holdings, Deutsche Bank y una larga lista de otras instituciones financieras por supuestamente formar un cartel para manipular la tasa de cambio del real.

Hay “fuertes indicios” del uso de prácticas anticompetitivas en el mercado de canje de divisas por parte de tres grandes bancos y otras 12 instituciones de Estados Unidos y el resto del mundo, dijo la agencia, conocida como CADE, el jueves. La agencia también nombró a 30 personas involucradas en la investigación.

CADE dijo que hay evidencia de que los bancos y los acusados trabajaron en conjunto para manipular la tasa de cambio, coordinar la compra y venta de divisas, manipular la tasa de cambio de referencia del banco central, PTAX, e impedir la operación de otros bancos participantes en el mercado de divisas extranjeras de Brasil, entre otras cosas.

HSBC en Brasil, Citigroup y Deutsche Bank se abstuvieron de hacer declaraciones respecto a las acusaciones. J.P. Morgan Chase Morgan Stanley y Credit Suisse Group no tuvieron comentarios inmediatos y Barclays, Royal Bank of Scotland Group y UBS AG no quisieron dar declaraciones.

El tamaño y alcance de la investigación no tiene precedentes, según Reginaldo Galhardo, gerente de canje de divisas de la corredora Treviso en Sao Paulo.

“Esta es la primera vez que veo una operación que involucre a tantos bancos”, dijo. “Casi de seguro fue motivada por las investigaciones en otros países”.

CADE no quiso comentar si la investigación está relacionada a otras pesquisas en EE.UU.

Los supuestos actos fraudulentos ocurrieron al menos entre 2007 y 2013, dijo CADE. Los bancos coordinaron sus actos usando servicios de chat suministrados por Bloomberg LP y algunos de los participantes se referían al grupo como “el cartel” o “la mafia”, según la agencia. Bloomberg no ofreció comentarios al respecto.

La agencia antimonopolio de Brasil tiene relaciones cercanas con las autoridades de otros países y probablemente está recibiendo ayuda de ellas debido a que los bancos involucrados son empresas internacionales, según Gesner Oliveira, ex director de CADE. De ser encontrados culpables, los bancos enfrentarían una multa de hasta 20% sus ingresos anuales, una cantidad que podría ser doblada si se halla que cualquiera de los bancos ya hubiera cometido esta ofensa.

“Ahora CADE llevará a cabo una investigación detallada del caso y cualquier resolución no será rápida”, dijo Oliveira. “En el mejor de los casos podría tomar meses y en el peor, años”. WSJ

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.