Megafusión American Airlines y US Airways (NYSE:LCC) aprobada

Después de largos meses de negociaciones y rumores, los directorios de American Airlines (AA) y US Airways aprobaron la megafusión que crearía la mayor aerolínea del mundo con un valor de mercado calculado en unos 11.000 millones de dólares.

La unión con US Airways crearía la mayor aerolínea del mundo por tráfico de pasajeros y ayudaría a American y US Airways a competir mejor con United Continental Holdings y Delta Air Lines.

La fusión, totalmente en acciones, que se prevé será anunciada oficialmente en las próximas horas, pondría fin a la consolidación de las aerolíneas estadounidenses que ayudó a dotar a la industria de unos cimientos financieros más sólidos. Los acreedores de American Airlines, en bancarrota, tendrán un 72% de la aerolínea combinada, que hará negocio bajo la marca American Airlines y tendrá su sede en Texas, dijeron las fuentes. Por su parte, los accionistas de US Airways poseerán el resto.

La aprobación de los directorios se produjo después de que el comité de acreedores sin garantía de AA, que incluye los tres principales sindicatos, se reuniera previamente para aprobar el propuesto acuerdo de fusión.

La compañía resultante tendrá un directorio de 12 miembros: cuatro de US Airways, entre ellos el presidente ejecutivo Doug Parker, tres de AA, incluido su presidente ejecutivo, Tom Horton, y cinco a ser designados por los acreedores de AA. En tanto, el consejo se reducirá a 11 miembros en el 2014 después de que Horton dimita tras la primera junta anual de la empresa combinada. Entonces, Parker se convertirá en presidente ejecutivo de la nueva aerolínea.

El acuerdo se produce más de 14 meses después de que la matriz en quiebra de American Airlines se acogiera a la bancarrota en noviembre del 2011, y supondrá la última fusión de operadoras tradicionales estadounidenses, tras las de Delta-Northwest y United-Continental.
LaNación

Etiquetas:

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.