México espera US$76.000 millones en inversión privada petrolera

México espera lograr 76.000 millones de dólares en inversión privada durante la próxima década, gracias a una histórica reforma que puso fin al monopolio petrolero estatal establecido en 1938, dijo el director general de la estatal Petróleos Mexicanos (PEMEX), Emilio Lozoya, en declaraciones difundidas este jueves.

Pemex tiene actualmente contratos de servicios privados por 44.000 millones de dólares, a los cuales sumará 32.000 millones de dólares en las esperadas inversiones para nuevas asociaciones estratégicas, las que permiten las leyes energéticas aprobadas por el Congreso y promulgadas el lunes por el presidente Enrique Peña.

Para las nuevas asociaciones estratégicas de Pemex con inversionistas extranjeros y nacionales para la explotación petrolera “hablamos de alrededor de más de 32.000 millones de dólares en lapsos que varían de entre cinco y 10 años, dependiendo de cada proyecto. En promedio, en los primeros cinco años, las asociaciones significarán más de 4.000 millones de dólares anuales de inversión neta complementaria”, dijo Lozoya en una entrevista con el diario El Universal.

Esta inversión es adicional a los contratos integrales y de obra pública financiada que Pemex tiene vigentes actualmente. La petrolera estatal mexicana, que no fue privatizada con la reforma, buscará migrar los antiguos contrataciones privadas “a nuevos contratos (asociaciones estratégicas con otras petroleras) para aprovechar las ventajas que nos brinda la reforma y acceder a mejores términos fiscales”, dijo el director general de Pemex.

“Estos contratos actuales representan inversiones por un total de 44.000 millones de dólares. Es decir, la suma de los farm outs, como se conoce en la industria a estas nuevas asociaciones (en las cuales Pemex espera 32.000 millones de dólares), más los contratos vigentes, representarán una inversión total de 76 mil millones de dólares”, dijo Lozoya.

Las declaraciones de Lozoya fueron difundidas luego que el gobierno lanzara la denominada Ronda Cero que, de acuerdo con la histórica reforma energética, le asegura a la petrolera estatal quedarse con el 100 por ciento de los campos con reservas petroleras probadas de México, que son los reservorios de hidrocarburos con 90 por ciento de probabilidades de encontrar crudo o gas.

En México se han definido tres tipos de reservas petroleras, las “reservas probadas”, que tienen el 90 por ciento de probabilidad de producción de hidrocarburos, las “reservas probables”, con un 50 por ciento de probabilidades de hallar hidrocarburos, y las “reservas posibles”, con sólo 10 por ciento de viabilidad, explicó Lozoya en otra entrevista este jueves con la cadena de radio MVS.

Además de elegir el 100 por ciento de los campos petroleros y gasíferos con “reservas probadas”, Pemex se queda con un 83 por ciento de los campos con “reservas probables” y sólo 21 por ciento zonas con las “reservas posibles”, que son las de menor posibilidad de extracción de hidrocarburos, dijo el director de Pemex

Para ilustrar este punto, Lozoya explicó que para perforar los difíciles pozos petroleros en las aguas profundas del Golfo de México, en “una reserva prospectiva (10 por ciento de posibilidad) es necesario asociarse con las grandes petroleras, pues esa es la práctica internacional”.

De esta forma, “se puede compartir tecnología y capital para perforar más pozos que tienen alto riesgo de no encontrar hidrocarburo”, dijo el máximo jefe de Pemex.

“Los recursos energéticos siguen siendo de los mexicanos, de todos los tipos de reservas (probadas, probables y posibles), pero cuando ya se logran sacar se repartirán las utilidades obtenidas de ellos”, puntualizó.RiaNovosti

Etiquetas: ,

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.