Moody’s cree que la Argentina va a devaluar otra vez

En la conferencia anual de la calificadora Moody’s había ayer tanta atención hacia los expositores como a los representantes de fondos y bancos que aventuraban escenarios a la hora del coffee break, siempre en el opulento Four Seasons.

Eso sí, entre los asistentes había explicables caras de desconcierto. Y una coincidencia que se repetía como consigna: “ Vienen más controles, caída de reservas, fuerte presión cambiaria”.

Gabriel Torres, vicepresidente de Moody’s lo dijo sin rodeos: “Va a haber otra devaluación pero no sabemos cuándo y cuánto. Estimamos una c aída de 2% del PBI este año, cero crecimiento en 2015 y hemos encendido las luces amarillas por el nivel de reservas.

Argentina debe afrontar vencimientos de US$ 12.000 millones en 2015. Y si las reservas, que son la única fuente para pagar la deuda, caen desde los casi US$ 28.000 millones actuales en torno a US$ 20.000 millones hay que encender todas las luces rojas del tablero ”, señaló.

En su exposición, Torres habló de lo que llamó un cambio estructural.

“La economía crecía a tasas altas y observamos que habrá durante varios años tasas muy modestas, de 1 a 2%.

Es una muy mala noticia para sociedades acostumbradas al consumo.

Estarán en riesgo los puestos de trabajo. Hay que tener en cuenta que la gente soporta la alta inflación porque aún no está en peligro su empleo. Eso puede cambiar”, vaticinó.

En la misma línea, tampoco Mauro Leos, otro alto ejecutivo de Moody’s, temió ser un aguafiestas: “ El ébola económico es la inflación.

La clave en la economía es la estabilidad”, dijo.

Verónica Améndola se refirió al impacto en las empresas del clima del país. En Argentina y por su escasa deuda muchas compañías tienen, curiosamente, mejor nota que el país. Es en el 35% de los casos. Algo parecido sucede con las firmas de infraestructura que en conjunto contabilizan deudas por unos US$ 360 millones.

En cuanto a la calificación de Argentina como país, Moody’s la ubica casi al fondo. La situó en el puesto 18, entre los últimos lugares de una tabla de 21 posiciones.

Ayer la frase “ perspectiva negativa” se repitió en cada presentación. Y esa es la perspectiva para el sector financiero. Valeria Azconegui advirtió sobre el aumento de las carteras en mora, la baja de depósitos y una mayor dependencia de los bancos en los préstamos que otorgan al sector público. “Es un escenario desafiante”, concluyó.

A la hora del cierre, Torres definió a la economía argentina como estancada y con alta inflación.

-¿Alcanzan las reservas para llegar a 2015?, se le preguntó.

-No. El nivel de reservas se podría ubicar en torno a US$ 25.000 millones para fines de este año y puede haber una potencial caída hasta los 20.000 millones de dólares para 2015.

-¿Qué opina del cambio en el Banco Central?

-No cambia nada. Hace rato que la credibilidad del Central es nula. No pudo contener la inflación, por ejemplo.

-¿Por qué arriesga que el Gobierno va a devaluar de nuevo?

-El Gobierno terminará produciendo una devaluación y el tiempo dependerá de las expectativas. Pero no existe una única forma. Puede elevar las metas de devaluación mensual, acelerar las devaluaciones diarias o bien producirla de golpe. El año pasado la respuesta a la pérdida de reservas fue devaluar. Hoy ese diferencial de competitividad ya se perdió a causa de la inflación del orden del 35% anual. iEco

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.