Muy firme la bolsa de México

Mientras otros mercados se han estrellado contra una barrera de cemento, la bolsa mexicana escala nuevas alturas.

El índice IPC de la Bolsa de Valores de México ha batido una marca después de otra. El indicador acumula un alza de 9,8% en lo que va del año y de 16,5% en dólares, lo que convierte a México en uno de los mercados emergentes de mejor desempeño.

En un momento, el principal motor detrás del alza fue el apoyo al triunfo de Enrique Peña Nieto en las elecciones presidenciales de julio y su promesa de emprender reformas de mercado. Ahora, el repunte se ha afianzado a medida que los inversionistas reaccionan favorablemente al crecimiento económico impulsado por las manufacturas, la creciente huella regional de algunas empresas mexicanas y expectativas de una expansión del crédito de consumo, aunque los estrechos lazos de México con la economía estadounidense siguen siendo motivo de preocupación, afirman inversionistas y analistas.

“Sin dudas hay un buen camino para el futuro”, afirma Geoffrey Pazzanese, quien administra el fondo de US$540 millones InterContinental Fund, propiedad de Federated Investor Inc., que tiene acciones de países desarrollados y en vías de desarrollo. Pazzanese tiene 10% de su portafolio en acciones mexicanas, comparado con una ponderación de 1,2% que se considera como referencia del fondo, lo que transforma a México en su mayor apuesta. Su fondo registra un alza de 11% en lo que va del año.

Asimismo, dada la extendida preocupación por los niveles de endeudamiento en medio de la crisis de la zona euro, la baja relación deuda-Producto Interno Bruto (PIB) de México y el decreciente déficit comercial también son factores positivos, agrega Pazzanese. “Desde un punto de vista fiscal, (México) está en gran forma”, asegura.

Algunos analistas, no obstante, afirman que el crecimiento de la economía mexicana se ve amenazado por la dependencia de EE.UU., que absorbe 80% de las exportaciones mexicanas. El banco de inversión HSBC rebajó hace poco su proyección de crecimiento para la demanda interna del país en 2012 de 5,1% a 4,3%, aludiendo a la frágil recuperación estadounidense.

El IPC, que agrupa a 35 empresas líderes, cayó 0,2% el jueves para quedar 1,8% por debajo de su máximo de 41.476 puntos alcanzado el 27 de julio.

Tras pasar años a la sombra de otros mercados emergentes, en especial Brasil, México podría realizar importantes reformas que podrían favorecerlo, escribieron estrategas de Nomura Securities en una nota de investigación. Entre los cambios figuran más flexibilidad laboral y una reforma tributaria, que fueron parte de la plataforma de campaña de Peña Nieto.

México podría superar a Brasil como la mayor economía latinoamericana en una década, indicó Nomura, una vez que los cambios en México se aceleren y el sector manufacturero del país se expanda mientras Brasil paga las consecuencias de su dependencia de las exportaciones de materias primas y de la demanda china. Nomura prevé que el PIB de México crezca 3,7% este año, comparado con 1,9% en el caso de Brasil.

México “parece bastante atractivo en el mediano plazo en relación a otros países latinoamericanos y en relación a otros mercados emergentes en general”, afirma Phil Langham, gestor principal de portafolio del Fondo de Valores de Mercados Emergentes de Royal Bank of Canada, que administra unos US$1.000 millones, de los cuales 4,7% está invertido en México.

Sergio Martín, economista jefe de HSBC en México, prevé que los precios de las acciones de empresas que obtienen la mayor parte de sus ingresos de la demanda interna se mantengan relativamente inmunes a los brotes de aversión al riesgo de los mercados financieros. Los mercados emergentes suelen ser vulnerables cuando los inversionistas se vuelcan a activos más seguros, pero las acciones mexicanas no se vieron tan afectadas durante las olas de ventas de agosto de 2011 y mayo de 2012, indicó Martín.

Otro factor positivo, en especial para las acciones bancarias, es el bajo nivel de penetración de crédito del país, señaló Langham, de RBC. Si los cambios alientan a más gente a participar en la economía formal, podría registrarse una rápida expansión del crédito de consumo, observa.WSJ

Etiquetas: , ,

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.