Peligra la caja argentina: cae la soja

La soja da para todos. Los que quieran ver el vaso medio vacío podrán quejarse de que los precios del poroto derraparon en los dos últimos meses, y ya perdieron más de 20% respecto del récord de principios de septiembre. También dirán que la siembra corre peligro en muchas zonas inundadas. Pero los que prefieren el vaso medio lleno observarán que los precios actuales (524 dólares por tonelada) siguen siendo muy elevados y que, a pesar de las lluvias, todavía puede lograrse una superficie récord. En esos claroscuros transcurre una campaña agrícola clave para la bonanza del país el año próximo.

Hasta el jueves pasado, los productores pampeanos habían logrado sembrar casi 11% de las 19,7 millones de hectáreas previstas para este ciclo 2012/13 y mañana se conocerá un nuevo informe de la Bolsa de Cereales, que seguramente mostrará un acelerado avance, al calor de una semana sin lluvias. Si el tiempo se comporta, hasta enero próximo hay posibilidades agronómicas de sembrar el cultivo que luego explica cerca del 25% de las exportaciones totales del país. Eso permite a la mayoría de los analistas ser optimista: aunque haya zonas muy complicadas por las inundaciones, la Argentina todavía espera una gran cosecha.

Así, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) mantuvo el viernes pasado su pronóstico de una elevada producción de soja desde Latinoamérica en 2013: espera 81 millones de toneladas de Brasil y 55 millones de la Argentina. En ambos casos, las cosechas serían record y ayudarían a paliar el déficit actual entre oferta y demanda global de soja, que se vio agravado estos meses por una fuerte sequía en Estados Unidos.

Aquella sequía fue la que infló los precios a partir de junio pasado: hasta ese momento la soja cotizaba en Chicago a unos 480 dólares por tonelada, pero cuatro meses después llegaba a los 650 dólares, un valor nunca visto . Ayer, luego de varias semanas de retroceso, la posición más cercana de Chicago cerró a 524 dólares, con una recuperación de 1%. Pero a futuro, para mayo de 2013, cuando aparece la oferta desde la Argentina, cotizó a la baja, a 504 dólares.

Aunque es evidente que la burbuja se pinchó, no es para cortarse las venas. Una comparación odiosa: cuando la presidencia de Fernando de la Rúa y la crisis económica sus precios promediaban 170 dólares. De todos modos, el gobierno actual deberá prestar más atención, pues elaboró el Presupuesto 2013 estimando que la soja valdría en promedio 540 dólares .

Enrique Sarthes, analista del mercado granario, puso palabras al momento: “Los precios récord eran extraordinarios. Y los valores actuales se acercan al precio más razonable ”, aseguró. De todos modos, aclaró que las cotizaciones todavía no aterrizaron . “Todo seguirá cambiante hasta que se defina la cosecha sudamericana”, explicó.

Lo que está claro es que hasta ahora mandó un “mercado climático” signado por la sequía en Estados Unidos. Pero con la cosecha allí ya definida, esta situación ya no estimula los precios.

Aquí muy pocos productores parecen haber aprovechado la situación. El sitio especializado ValorSoja.com aseguró que tan solo se desprendieron anticipadamente 3,7 millones de toneladas de la próxima cosecha, cuando el año pasado a esta altura se habían vendido 7,1 millones.

iEco

Etiquetas: ,

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.