Pesificación del mercado de futuros y opciones en Argentina

La política de pesificación de la economía se enfocó, ahora, en los mercados a término que negocian contratos a futuro de granos y divisas. El Gobierno analiza la posibilidad de pesificar en forma completa las operaciones en esas plazas, con el objeto de eliminar otra fuente de demanda de divisas.
El Cronista pudo confirmar que en el Ejecutivo existe un proyecto concreto “en análisis” para impedir “la constitución de garantías en moneda extranjera” en los mercados de futuros. La puesta en práctica de la iniciativa quedaría a cargo de Mercedes Marcó del Pont, la titular del Banco Central. Si bien los mercados a término, como todo mercado de valores, están bajo la órbita de la Comisión Nacional de Valores, el interés oficial no está puesto en la operación en sí, sino en las cuentas asociadas a las plazas, depositadas en bancos privados regidos por la autoridad monetaria.
Las operaciones en los dos mercados a término del país, el Rofex de Rosario y el Mercado a Término de Buenos Aires (MATba), operan con los bancos HSBC e Itaú, respectivamente. Esas dos entidades financieras sostienen cuentas en dólares con las que, comprando y vendiendo exclusivamente al BCRA, garantizan las operaciones de sus mercados asociados, que se pagan en pesos al tipo de cambio oficial.
“De aplicarse, significaría el cierre inmediato del mercado tal como está, para después tener que reconstruirlo en pesos”, analizó un operador. “Es imposible cualquier cotización en pesos, no por capricho o porque no se pueda, sino porque el mundo cotiza los commodities agrícolas en dólares y quedaríamos totalmente desacoplados de esos mercados”, agregó.
Este diario contactó a los dos mercados a término y a ambos bancos involucrados, pero todos ellos declinaron hacer comentarios.
Fuentes del Banco Central, en cambio, se limitaron a decir que las operaciones a término ya se liquidan en pesos en la actualidad, y que desde siempre la constitución de garantías se pueden hacer en pesos, Lebacs, avales bancarios y títulos públicos, es decir, no exclusivamente en dólares. También agregaron que “cualquier eventual cambio que se defina, en caso de definirse, no significará una disrupción para esos mercados”.
Ayer, los rumores de la intención del Gobierno golpearon fuerte a la rueda del MATba y del Rofex.
El más afectado fue el MATba. En todo el día de ayer, se cerraron contratos a futuro por 40.600 toneladas de los trigo, soja y maíz. En un día común, el volumen en esa plaza supera las 100.000 toneladas con creces. Por ejemplo, el miércoles, se cerraron contratos por el equivalente a 132.000 toneladas.
En el Rofex, el volumen de derivados de commodities alcanzó ayer las 28.480 toneladas, la mitad del promedio que suele rondar las 60.000 toneladas diarias y que, el miércoles, llegó a las 61.480 toneladas.
Anoche, autoridades de esos mercados intentaban negociar una postergación de una semana para la aplicación de la medida. ElCronista

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.