Petrobras (NYSE:PBR) reduce inversiones hasta 2019

La petrolera brasileña Petrobras (NYSE:PBR) anunció hoy una reducción del 24,6% de las inversiones que tenía previstas hasta 2019 y la consecuente disminución de la meta de producción que se había impuesto para los próximos años ante la necesidad de adecuarse a la caída de los precios del crudo.

La estatal, mayor empresa de Brasil y responsable por cerca de la décima parte del PIB del país, informó en un comunicado de que redujo su plan de inversiones para el período 2015-2019 desde los US$130.300 millones anunciados el año pasado hasta US$98.400 millones.

La petrolera agregó que, ante esas reducciones para adecuar la empresa a la nueva coyuntura, con precios del petróleo en sus mínimos en varios años y el dólar en valores máximos frente a la moneda brasileña, ya no espera alcanzar una producción de 2,8 millones de barriles por día en 2020 sino de 2,7 millones de barriles diarios.

La meta de producción para este año fue reducida desde 2,185 millones de barriles diarios hasta 2,145 millones por día, una disminución del 1,8%.

Petrobras aclaró que el recorte de 32.000 millones de dólares en su plan de inversiones fue necesario para compensar el efecto cambiario, que encareció el plan en US$10.700 millones, y con una reducción de US$21.200 millones en su cartera de proyectos hasta 2019.

La meta de los ajustes es “preservar los objetivos fundamentales de reducción de la dependencia de la deuda y de generación de valor para los accionistas establecidos en el plan de inversiones 2015-2019″, según el comunicado.

En el mismo comunicado, Petrobras informó de que concluyó 2015 con una producción récord de 2,128 millones de barriles de petróleo diarios, por encima de los 2,125 millones inicialmente previstos.

La producción del año pasado, por lo mismo, fue en un 0,15% superior a la prevista y en un 4,6% mayor que la de 2014 (2,034 millones de barriles diarios).

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.