Qué pasa con Rusia

“Rusia bordea la tormenta perfecta”. Así resumía un artículo de “El País”, el duro momento que sufre ese país, tras sufrir un “martes negro” ante la fuerte depreciación del rublo, la moneda local. Para explicar la actual crisis, se han realizado diversos análisis. Estos van desde culpar a factores externos como la caída del precio del petróleo -principal ingreso del Estado ruso- y sanciones de occidente, hasta achacar al mal manejo económico de las actuales autoridades. Sanciones occidentales Por un lado, el Primer Ministro ruso, Dimitri Medvedev, culpó hoy exclusivamente a factores externos del desplome de la moneda local, entre ellos la caída de los precios del petróleo y las sanciones económicas occidentales, debido a su participación en la crisis ucraniana. Sólo hace 7 días, el propio Medvedev admitía que según los cálculos de economistas, Rusia ha perdido “decenas de miles de millones de dólares”, ante los castigos de la Unión Europea y Estados Unidos. Se estima una pérdida anual de US$ 40.000 millones de dólares. Caída del petróleo La combinación del desplome del precio del petróleo, del que dependen el 68% de sus ingresos, ha afectado duramente las arcas del Estado. El mes pasado, el ministro de ministro de Finanzas de Rusia, Anton Siluanov, advertía de que el país perdería anualmente entre US$ 90.000 y 100.000 millones por la caída de los precios del petróleo en un 30%. Manejo económico No obstante, otros sectores apuntan, además, el fracaso del modelo económico y la deficiente gestión del Ejecutivo, para explicar la crisis. En su editorial, el digital “Gazeta.ru” asegura que este mes puede convertirse en el “diciembre negro” de la historia de Rusia, que afronta en estos momentos la conjunción de tres crisis: financiera, de modelo económico y de gestión. Según el medio, los factores externos -las caída de los precios del petróleo y las sanciones occidentales- no han hecho más que precipitar las crisis financiera y del modelo, que comenzaron a gestarse mucho antes de la anexión de Crimea, en marzo de este año. Desplome del rublo Este martes el rublo llegó a perder el 24 y 28% ante el dólar y el euro, respectivamente. La gravedad de la situación ha hecho recordar a algunos medios rusos el colapso financiero de 1998, cuando Rusia se declaró en suspensión parcial de pagos. Para la población las consecuencias del derrumbe del rublo son concretas, según analistas. La subida de los precios se acerca al 10% anual y podría dispararse aún más.

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.