Rebaja de la tasa puede llevar el euro a mínimos de 2013

La decisión sorpresiva del Banco Central Europeo de rebajar las tasas de interés significa que ahora existen probabilidades parejas de que el euro, con el mejor desempeño este año entre las grandes monedas, anule todos sus aumentos en cuestión de meses.

Hay una probabilidad de un 50%, al menos, de que el euro, que subió más de 5% frente al dólar desde que alcanzó un mínimo para 2013 en abril, restituya su aumento a mediados de 2014, según datos recopilados por Bloomberg.

Se trata de las perspectivas más altas en siete semanas y se ubican por sobre el 37% anterior a que el BCE bajara su tasa clave hasta un récord.

Si bien se considera, sobre la base de un sondeo realizado por Bloomberg que abarcó a más de 50 analistas, que la economía de la eurozona se contraerá 0,3% en 2013, la moneda logró no obstante apreciarse debido a la suposición de que el presidente del BCE, Mario Draghi, se abstendría de un mayor estímulo. Eso cambió el jueves, tomando desprevenidos a los operadores que habían impulsado las apuestas alcistas hasta máximos récord.

“Hemos visto una modificación del posicionamiento muy significativa en Europa”, dijo en una entrevista telefónica Brian Daingerfield, estratego de divisas en la unidad RBS Securities de Royal Bank of Scotland Group Plc de Stamford, Connecticut. “El posicionamiento del euro se había vuelto considerablemente alcista”, agregó.

La medida del BCE tiene consecuencias globales. Marca el primer paso manifiesto que da el banco central con miras a hacer bajar el euro como una forma de combatir la desinflación y ayudar a los exportadores, dijo ayer Daragh Maher, estratego de divisas en HSBC Holdings Plc de Londres en comentarios enviados por correo electrónico. A estas medidas se las conoce como “guerra cambiaria” conforme los bancos centrales buscan dar impulso a sus economías mediante monedas más bajas.

Las empresas europeas se quejaron en las últimas semanas del euro fuerte. La línea aérea alemana Deutsche Lufthansa AG mencionó el mes pasado la subida de la moneda cuando la estimación de sus ganancias no alcanzó los pronósticos de los analistas, en tanto el fabricante de artículos suntuarios LVMH Moët Hennessy Louis Vuitton SA dijo el 16 de octubre que los aumentos frente al dólar y el yen japonés habían recortado un 6% la facturación del tercer trimestre.

En su máximo del 29 de octubre, el euro estaba un 7,2% más arriba este año frente a una canasta de nueve de sus pares de mercados desarrollados, según los índices de Bloomberg de correlación ponderada. Ese aumento se redujo desde entonces hasta 5,4%, manteniéndose no obstante como la moneda de mejor desempeño en el grupo. El euro cayó todos los años calendario desde 2009 hasta 2012, desplomándose un 20%.

En las últimas semanas, el mercado vio que el euro “alcanzaba niveles con los que muchos pensaron que el BCE no se sentiría cómodo”, dijo  en una entrevista por Bloomberg Radio Jane Foley, estratega sénior de divisas de Rabobank International en Londres. “Parecería que, si realmente les preocupa importar algo de inflación, ésta es la manera de hacerlo”. Bloomberg

Etiquetas: ,

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.