Sigue cayendo la actividad inmobiliaria en Buenos Aires

Afectado por el cepo cambiario y por los pobres resultados del blanqueo de capitales, el mercado inmobiliario sigue sin encontrar un piso en su caída. En agosto, según las estadísticas del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, se llevaron a cabo 3042 escrituras de compraventa en la Capital Federal, 19,4% menos que en el mismo mes de 2012.

Si bien el informe del Colegio de Escribanos destaca que se trató de “la menor disminución en catorce meses desde junio de 2012″, esto se debe, en gran parte, a que la base de comparación es cada vez menor. De hecho, en agosto de 2012 se había registrado una caída interanual de 35% y si se compara el número de escrituras de agosto de 2013 con el del mismo mes de 2011, la baja ronda el 48 por ciento.

En el acumulado de los primeros ocho meses del año, según los escribanos porteños, se llevaron a cabo 21.446 escrituras, lo que implica una baja de 32,6% frente al mismo período del año pasado.

Para el presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), Roberto Arévalo, la caída de agosto reportada por los escribanos porteños “no sorprende”, ya que el mercado de inmuebles usados, que concentra cerca del 85% de las operaciones totales, sigue sin levantar cabeza. De hecho, según Arévalo, algunas de las 3042 escrituras que se firmaron en agosto corresponden a departamentos que se vendieron el año pasado.

El programa de “exteriorización de capitales” (blanqueo) lanzado por el Gobierno no ha significado un alivio para los operadores inmobiliarios. Entre el 1° de julio y el 30 de septiembre, es decir, en el período de vigencia “original” del programa, sólo ingresaron en el país 341 millones de dólares por la suscripción de Cedin (Certificado de Depósito de Inversión), los bonos concebidos para ser aplicados en el mercado inmobiliario.

Pese a esto, Arévalo no ve con malos ojos la prórroga del blanqueo por tres meses que dispuso hace pocos días la presidenta Cristina Kirchner. “Desde el principio nosotros dijimos que el blanqueo podía ser una herramienta que ayudara a descomprimir el mercado, pero no esperábamos que fuera una panacea. Se hicieron algunas operaciones inmobiliarias con Cedin y se cumplió el cambio inmediato de esos papeles por dólares físicos. Por lo tanto, la prórroga puede ser una ayuda más”, dijo.

Según el Colegio de Escribanos porteño, en agosto el monto promedio de las operaciones de compraventa fue de $ 561.939, equivalentes a US$ 100.660, al tipo de cambio oficial. Lejos de reducirse, el valor promedio de las operaciones, medido en dólares, aumentó 10,4 por ciento frente a agosto de 2012.
Poco optimismo

El presidente de la Cámara Inmobiliaria explicó que esto se debe a que, salvo excepciones puntuales, los dueños de inmuebles usados prefieren conservar su propiedad que venderla a un precio bajo. En ese sentido, Arévalo anticipa que en los próximos meses el mercado seguirá estancado y que 2014 va a ser “un año difícil” para el sector, algunas de cuyas firmas incluso han tenido que cerrar sus puertas. Otras, en tanto, han buscado reducir sus costos.

Según los escribanos porteños, en los primeros ocho meses de 2013 los segmentos que concentraron la mayor cantidad de las escrituras fueron los de precios inferiores al medio millón de pesos: el 33,8 por ciento correspondió a las propiedades de hasta $ 150.000, 25,3 por ciento a la siguiente franja (hasta $ 250.000) y 22,2 por ciento al rango entre 250.000 y 500.000 pesos.LaNacion

Etiquetas: , ,

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.