Uruguay y los convenios para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal

La actual política que está adoptando el gobierno nacional, está orientada a proveer al país de herramientas que lo hagan competitivo en un contexto de economías globalizadas, por lo cual el gobierno uruguayo, como es de público conocimiento, ha estado firmando en los últimos meses, convenios para evitar la doble imposición (CDI) y prevenir la evasión fiscal con varios países.

La doble imposición se presenta cuando una renta o el capital de un contribuyente están sometidos simultáneamente a un mismo o similar impuesto en dos o más países, en un mismo período de tiempo. En estos casos, una misma ganancia  o un mismo activo pueden  resultar gravados por más de un Estado.  Esta situación podría solucionarse en gran medida con la suscripción de convenios para evitar la doble imposición, en la cual los estados contratantes acuerdan ceder o distribuir la potestad tributaria. Los convenios también buscan ser un instrumento de cooperación internacional para combatir la evasión y el fraude, dado que incluyen cláusulas de intercambio de información entre los Estados contratantes.

En el comercio internacional, uno de los mayores obstáculos que se le presenta a las empresas, es la doble imposición a las que están sometidas en otros estados con los cuales mantienen inversiones y operaciones internacionales. Esto influye en decisiones financieras y estratégicas fundamentales de las empresas, las que a la hora de decidir invertir, deberán estudiar con qué países mantienen convenios. Otro importante obstáculo al que se deben enfrentar las empresas es, al momento de interpretar los convenios, la cantidad de definiciones, la forma de redacción y la falta de normas interpretativas claras en la legislación nacional.

A pesar de que el gobierno ha estado celebrando acuerdos con distintos países para evitar la doble imposición, también ha puesto exigencias a la aplicación de los mismos por parte de las empresas. Al momento de determinar la aplicación o no de retenciones de impuestos, por las rentas obtenidas en el Uruguay por personas físicas o jurídicas con las cuáles el país mantiene convenios vigentes, el gobierno ha establecido su posición en el Decreto N° 323/2012. Este decreto dice que se debe practicar la retención por parte del responsable, salvo que la persona jurídica o física del exterior, acredite a la empresa uruguaya la aplicación de un convenio mediante un certificado de residencia expedido por la autoridad competente del otro Estado.

Esto agrega una exigencia adicional a las empresas, debido a que además del certificado requerido por nuestra normativa fiscal para la deducción de los gastos realizados con personas jurídicas y físicas del exterior en la liquidación del IRAE, deberán solicitar a la contraparte el certificado de residencia mencionado anteriormente.

A la fecha, en Uruguay se encuentran en vigor los siguientes CDI: Alemania, España, Hungría, Liechtenstein, México, Portugal, y Suiza. Existen otros convenios aún no vigentes ya que solamente cuentan con la aprobación parlamentaria. También se encuentra vigente un tratado para intercambiar información con Francia y otros se encuentran en distintas etapas de negociación y aprobación.

Como modo de resumen y en consecuencia de lo mencionado anteriormente, recomendamos que las empresas revisen con qué países realizan transacciones internacionales de forma de determinar si se pueden beneficiar de la aplicación de CDI, así como también para evitar contingencias fiscales que puedan surgir por no efectuar las retenciones correspondientes cuando sean considerados responsables por los impuestos de personas físicas o jurídicas del exterior.

En Ernst & Young, contamos con equipos profesionales con conocimientos y habilidades necesarias para apoyarlos y asesorarlos, de forma de que su empresa logre los mejores resultados.

ElObservador

Etiquetas: ,

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.