Vuelve Japón: crece al 5,9%

La economía de Japón se expandió entre enero y marzo al 5,9% anual, frente al 4,2% estimado por los analistas. Se trata de su mayor ritmo en los últimos dos años, debido a que los consumidores han anticipado sus compras antes de que suban el impuesto sobre el valor añadido, y a que la inversión de las empresas ha mostrado señales de la confianza en el futuro.

Se trata del mayor ritmo de expansión desde el 10,8% de expansión anualizada del tercer trimestre del 2011, cuando el país comenzaba a recuperarse del gran terremoto-maremoto de marzo de ese año, y del consiguiente desastre nuclear en Fukushima.

Mayor inversión, mejor confianza

El gasto de capital -que había sido un punto débil en la recuperación económica- creció un 4,9%, más que el doble de la estimación promedio de una expansión de un 2,1% y su mayor tasa desde octubre a diciembre del 2011, debido a que las empresas utilizaron sus mayores ganancias para invertir en fábricas y equipamiento.

“Nosotros esperamos que la economía se contraiga a una tasa anualizada de cerca de un 5% entre abril y junio, pero posiblemente crecerá cerca de nivel del 2% entre julio y septiembre”, dijo Taro Saito, economista de NLI Research Institute.

“Se espera que la economía recupere un crecimiento moderado después de un retroceso temporal, que está en línea con el escenario previsto por el Banco de Japón. Es difícil considerar que el BOJ cambie de parecer desde una perspectiva del crecimiento económico y aumento de precios”, añadió.

El crecimiento económico de Japón superó al de Estados Unidos, que se expandió a una tasa anualizada de un 0,1% en el mismo trimestre, debido a que un severo clima invernal golpeó a la inversión de las empresas y a las exportaciones de la mayor economía mundial.

Sexto trimestre de crecimiento

Los datos también mostraron que la economía de Japón se expandió por sexto trimestre consecutivo, lo que podría aliviar algunas preocupaciones sobre la demanda después del alza de impuestos del 1 de abril.

En una base trimestral, la economía de Japón creció un 1,5% entre enero y marzo, más que la estimación promedio de una expansión de un 1,0%.

Eso igualó un máximo alcanzado en el primer trimestre de 1997, justo antes de la última alza al impuesto a las ventas.

La demanda externa redujo en 0,3 puntos porcentuales el crecimiento trimestral, reflejando el pesado déficit comercial mientras las exportaciones se mantienen débiles y la demanda por importaciones de petróleo y otros bienes se mantiene firme.

Algunos analistas dicen que si las exportaciones siguen débiles, el Banco de Japón podría verse obligado a ampliar su estímulo en julio, redoblando sus compras de bonos del Gobierno y otros activos.

Etiquetas: ,

Escribe una respuesta

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.